Por Colectivo “Somos” Huesca

Fotografías: Luis Lorente

20150919 Homenaje Labordeta 125

El 19 de septiembre se cumplía el quinto aniversario del  fallecimiento de José Antonio Labordeta. En Huesca esta efemérides se recordó junto al monumento a las Pajaritas de Ramón Acín en el parque Miguel Servet. Por quinto año un numeroso grupo de ciudadanos y ciudadanas nos reunimos para recordar su figura al calor de música y lecturas relacionadas con sus obras y su legado.

Desde hace tres años el colectivo Somos nos encargamos de organizar dicho acto y enmarcarlo en una semana cultural aragonesa que pretende reflexionar sobre nuestra realidad, potenciar sus valores identitarios y enmarcarlos en un mundo global que el universalismo labordetiano siempre reflejó.

Una vez más el encuentro ciudadano en las Pajaritas estuvo cargado de emoción y tuvo como epílogo la interpretación coral del “Canto a La Libertad”. Patricia Carmona del grupo Selene, junto con Ricardo Constante condujeron el acto en el que, además del propio Ricardo que con Manuel Franco interpretaron “Ya ves” y  “Me estoy quedando sin ti”, intervinieron Gaiters d’a Tierra Plana que tocaron “Aqueras montañas”, “La Albada” y “Somos”, María y Manuel de Conexión Nirvana que versionaron “Regresaré a la casa” y “Mar de amor” o Los Hijos de la María que como aperitivo a su posterior concierto en el Matadero Cultural emocionaron con “Palabras” y “Con la ayuda de todos”. También hubo recitado de poemas de Labordeta o lectura de textos propios por personas que quisieron dar su toque personal al acto.

El día tuvo su colofón con el espectáculo celebrado en el Matadero Cultural por los ya mencionados Hijos de la María. Músicos de gran conexión y conocimiento de “El Abuelo” que, seguramente por ello, han elaborado una obra cargada de fuerza y sensibilidad. Paco Medina, Juanito y Domingo Ferrández, Eugenio Gracia, José Juan Lanuza (Jota) y Luis Utrillas nos deleitaron con una noche plena de emociones que, lamentablemente, sólo disfrutó un salón de actos a medio llenar.

Parece difícil, pero la selección de textos y canciones, la forma de interpretarlos o los medios audiovisuales, proyectados como fondo, realzaron las obras de Labordeta escogidas, llegando en algunos momentos a erizarnos la piel con la emoción trasmitida. Un montaje que esperamos tenga largo recorrido en Aragón y fuera de él. De verdad que se lo merece y ese era el comentario general al salir tras casi dos horas de espectáculo.

Colectivo “Somos” Huesca