Llegan a Zaragoza con su segundo larga duración, “Un Millón de Hombres” (Polar, 2017) recién estrenado y abriendo una extensa gira por toda la península. El Capitán Elefante es uno de esos grupos adictos a la carretera, a los escenarios desconocidos y a ese público aún por descubrir. Su conquista sigue siendo la mejor de las recompensas tras casi 20 años de música, antes bajo el nombre de Arde Asia. Ahora, más centrados en el power-pop a veces más rock que otra cosa, intentan huir de la etiqueta indie con Javier Marcos (voz y guitarra) como líder espiritual, que es quien responde a nuestras preguntas.

ECE_Directo_(C)_GigioCanales1

Foto: Gigio Canales

El Capitán Elefante produce muchas sensaciones, desde el propio nombre hasta la última estrofa de sus letras…
Digamos que le damos importancia a la poesía, sí, aunque de poetas tenemos poco, bueno sí, que no llegamos a fin de mes, jaja. Siempre nos ha gustado cuidar la lírica, creemos que la música es importante, claro, pero los mensajes se graban a fuego y son los que llegan más adentro. El nombre lo tomamos de la novela de Martin Page “Cómo me convertí en un estúpido” y en nuestras canciones procuramos contar historias cotidianas que no son ajenas nunca a quien las a escucha.

En “Un Millón de Hombres” se percibe un sonido más concreto y afianzado ¿Os habéis encontrado con vosotros mismos?
Musicalmente sí, lo que no quiere decir que antes no fuera El Capitán Elefante. En este disco nos mostramos igual de viscerales, oscuros y ácidos, pero con ritmos más bailables, con más luz y color. Un buen día decidimos simplificar la formación respecto a lo que era Arde Asia, eliminando la sección de vientos y órganos. Recuerdo que fue en un concierto en Sopelana (Bizkaia), donde nos presentamos como cuarteto con estas nuevas canciones… y la cosa parece que funcionó. Percibimos mayor conexión con la gente.

En los títulos de crédito aparece el nombre de Pedro J. Monge como productor, excelso guitarrista heavy conocido por sus labores en Vhäldemar…
Sí, en los últimos tiempos se ha centrado en labores de producción de todo tipo. En efecto, lo conocíamos siendo un guitar hero en las filas de Vhäldemar pero al escuchar sus trabajos en Chromaticity Studios tuvimos claro que era la mano que necesitábamos. Pretendíamos darle una dimensión más poderosa a las guitarras para lograr un equilibrio con la parte más melódica. Es un músico de primera línea que ha aportado cantidad de matices en los arreglos. Estamos muy satisfechos con el resultado.

¿Qué canciones de las nuevas os definen mejor como banda?
Este es un disco bastante homogéneo pero si tenemos que elegir unas pocas, creo que Un millón de hombres, Xanadú HD o Enfermos de tristeza recogen muy bien la esencia.

 

La ciudad de Zaragoza os atrae especialmente ¿Qué tiene?
A lo largo de nuestra carrera hemos tenido la oportunidad de tocar en diversas salas y festivales y la respuesta del público siempre ha sido excelente. Yo creo que es la gente, que es de puta madre. En serio. Mira, tenemos muy buenos amigos, músicos de la hostia que transmiten muchas cosas como es el caso de Fominder, compañeros en Polar, nuestro sello. En esta ocasión compartidos escenario con Toro, otra banda de Zaragoza a la que no tenemos el gusto de conocer personalmente pero hemos escuchado su música y nos morimos de ganas por verlos en directo. Nos parecen un ejemplo de fuerza y actitud. Impresionantes.

ECE_Directo_(C)_GigioCanales2

Foto: Gigio Canales

¿Qué podrá ver y escuchar el público este sábado en la Robby Robot?
A dos bandas haciendo rocknroll por un tubo con ganas de agradar y comerse el escenario hasta donde nos dejen. El Capitán parezcamos una banda muy ácida y oscura, pero en directo transmitimos buen rollo, sobre todo ahora con los nuevos temas. Tenemos canciones para escuchar, más reflexivas y filosófica si quieres… y canciones para bailar y cantar. Cuando la gente ya sabe lo que hay, disfruta desde el primer tema. Entre nuestro público puedes encontrarte gente de todas las edades, desde poperos con pudor hasta punkys y rockeros sin complejos.

¿La actual escena permite a una banda como El Capitán Elefante hacer planes a largo plazo?
Se intenta. Queremos llevar estas nuevas canciones a las principales ciudades del país. Tenemos ya una gira de 12 conciertos: Zaragoza, Bilbao, Santander, Oviedo, A Coruña, Vigo, Pamplona, Madrid, Barcelona… y en marzo estamos confirmados para el Ebrofest. Tocar es lo que nos mantiene vivos. No tendría sentido este proyecto si no hay en nuestra cabeza una sola cosa: tocar, tocar y tocar.

El Capitan Elefante + Toro en la Sala Robby Robot de Zaragoza

4 febrero / 21:30

ece

Foto: Gigio Canales