ELE visitará Zaragoza este próximo sábado 14 de noviembre. Llega al escenario de Las Armas para presentar “Summer Rain”, su álbum debut. Nuestro compañero Jesús Viñas ha podido hablar con ella durante unos minutos. Descubrimos una mujer exigente, perfeccionista y, al mismo tiempo, muy sensible. 

Datos del concierto de ELE

Por Jesús Viñas

ELE

Poco dice de ella la Wikipedia. La llamo dos minutos antes de la hora que habíamos prefijado y me responde rápidamente una voz dulce con muchas cosas que contarme. Hablamos un rato y le pido permiso para grabar la entrevista y empezamos:

PREGUNTA: De las pocas cosas que he podido leer sobre ti, he visto que eres profesora de inglés ¿Por qué te expresas en este idioma? ¿Eres bilingüe?

RESPUESTA: El amor por una lengua es importante a la hora de expresarte en él, podría cantar lo mismo en castellano, pero me sale más natural hacerlo así. Estoy más acostumbrada a escucharme en inglés. Es una sonoridad diferente, con la que mi voz transmite lo que voy buscando.

P: ¿Cuándo decidiste dar el puñetazo en la mesa y marcar el inicio de lo que es hoy en día ELE?

R: Hace 3 años, más bien 4. No me atrevía realmente a hacer un disco en solitario hasta que Dani, el bajista, me animó y me dijo de poner las cartas sobre la mesa presentándome a Pablo, quien se involucró en el proyecto en un primer momento como productor y después introduciéndome en su discográfica que había formado hacía poco tiempo y esto fue lo que llevó a crear “Sumer Rain”. Es un sello que confía en la gente que hace lo que más le gusta. Te imponen mucho por donde tiene que ir un proyecto para que funcionen las cosas, y en esto en particular, no vamos buscando gustar sino buscar el cómo nace cada una de las ideas. El mismo disco ha quedado bastante ecléctico por otro lado. Son muchos estilos, todos ellos de origen americano, pero la idea de Estados Unidos tiene muchas aristas.

ELE, presentando "Summer Rain" en Las Ventas.

ELE, presentando “Summer Rain” en Las Ventas.

P: ¿Sientes miedo de lo que pueda pasar? ¿Te has sentido en algún momento sola?

R: En ningún momento, para nada. Nunca he tenido ese sentimiento. Todo lo contrario. Me he encontrado tan cómoda haciendo lo que hemos hecho que solo puedo sentirme agradecida a todos mis amigos, músicos o no, que me han ido ayudando desde que empezó esto.

P: Tus letras son duros testamentos sobre lo difícil que es mantenerse vivo, pero la música complementa el mensaje dando las notas positivas y esperanzadoras. ¿Qué tienes que decir sobre esto?

R: El disco tiene una temática referente a mi empatía con la vida. La gente que me rodea me llena de historias que son las que al final acaban siendo parte de mis canciones. Las experiencias de amigos o las mías propias, todo lo que me rodea, es lo que me ayuda a tener algo que decir. Son letras que ayudan a superar tus miedos. “Am I wasting my time” habla de lo que cuesta salir de la zona de confort y que por muchas dificultades que se encuentren hay que conseguir salir al paso. Es por eso por lo que se puso en primer lugar ya que era una buena forma de explicar el trabajo que había costado sacar esto adelante. El último tema es el primer tema que compuse con 14 años y es por eso por lo que es el título del completo, ya que fue entonces cuando empezó realmente esta aventura por mucho que no lo supiese en aquel momento todavía. Los primeros discos creo son un recopilatorio de todo lo que se ha hecho hasta la fecha.

P: Qué suena en tu mp3 para que salga un disco tan negro (refiriéndome al sonido) slides, coros góspel… Suena Soul, suena Country, suena Jazz…

R: No sé, escucho de todo. Y tampoco soy muy melómana, me gusta mucho el silencio también. A todo el mundo nos encanta etiquetarnos para saber cómo tienen que mirar nuestro producto. Yo hago lo que me sale cuando me levanto, cuando voy en el coche… pero eso es el resultado de muchas otras cosas que forman parte de mi vida.

P: Hay en discos como éste, en el que no se distingue muy bien dónde acaba el trabajo del compositor y donde empieza el del productor. ¿Cómo fue el proceso?

R: Tuve la suerte de que Pablo y yo nos hemos entendido a la perfección y hemos sabido complementarnos muy bien. Ha habido una simbiosis muy acertada que ha ayudado mucho a conseguir el resultado que se puede escuchar.

P: El sonido es muy elaborado, limpio y claro. Transmites muchísimas cosas con tu voz. Llegar a un punto así de detalles tiene que ser muy duro como artista de saber cuándo parar de corregir, ¿No es así? ¿Cómo fue el proceso de grabación?

R: Yo soy muy perfeccionista. En los directos es el momento en el que se define bien el sonido y se va matizando. Desde el momento en el que se escribe, al ser yo misma quien tiro las letras, sé lo que quiero expresar. Y ese sentimiento sale siempre, a veces más intensamente o menos, pero en el estudio, al centrarte exclusivamente en ese tema, se potencian mucho más las energías.

P: ¿Eres muy sensible? ¿Es preciso sufrir para tener este nivel de sensibilidad?

R: Muy sensible de hecho creo ser hipersensible. Se sufre todo más intensamente, las alegrías y las penas.

P: ¿Maquillas mucho a la realidad cuando la disfrazas de canción?

R: Ese es uno de los problemas de la hipersensibilidad, que se es muy transparente. No soy ningún personaje, soy siempre como me ves, cuento historias propias por lo que no necesito disfrazarme de nadie que no soy.

P: Ser músico y compositora y saber lo que estás haciendo en cada momento, puede ser difícil en el nivel de la exigencia. ¿Alguna vez te has exigido más de lo que podías sacarle a un par de acordes?

R: Siempre. De forma constructiva, claro está, pero hay que exigirse siempre un poco más para conseguir superarse.

P: ¿Tienes algún tipo de amuleto o método compositivo o antes de saltar al escenario?

R: No. No soy nada supersticiosa.

P: ¿Se plantea una gira europea? ¿O por ahora sólo España?

R: Ojalá, pero por ahora tenemos solamente fechas en España. Es muy difícil mover un proyecto como esto. Somos 8 músicos, y por mucho que la gente no lo vea, es mucho esfuerzo para conseguir hacer una gira. He hecho poquitas cosas por ahora como para irme fuera ahora, pero eso es un objetivo muy claro.