Rubén Pozo y Mark Olson. Mark Olson y Rubén Pozo. Una combinación infalible

Alguien ha dicho que a un tipo tan Rock como Rubén Pozo, Mark Olson le encaja como un guante sobre el escenario. Y viceversa. Una fórmula infalible que se unan por pura admiración mutua dos artistas de larga y constante trayectoria, el fundador de Buenas Noches Rose y Pereza mano a mano con el fundador de The Jayhawks, la mítica banda de country alternativo y rock Americana. El 4 de noviembre se comprobó en la Sala El Veintiuno de Huesca. El 10 de noviembre lo descubriremos en Las Armas, en Zaragoza.

Entrevista a Rubén Pozo y a Mark Olson con motivo de su concierto conjunto el viernes 10 de noviembre en Las Armas. Por Jesús Viñas

ruben_pozo

RUBÉN POZO

Rubén es un hombre tranquilo. Cercano. A quien le gusta divagar y preguntarse a sí mismo mientras responde a las preguntas. Es un hombre con el que da gusto charlar de la vida y esto ocurrió entre cafés en la recepción de su hotel.

Tras discos locos como Animales, Aproximaciones, Aviones… en los que, con aquellas giras, llenabais Palacios de los Deportes allá donde fueseis has tenido que volver a circuitos más pequeños tras la ruptura de Pereza pero en los que se respeta más al artista y se le permite mayor libertad creativa ¿o no es así?

Sobre todo porque es algo más mío. Con mi propio nombre. En ese sentido sí que tengo libertad aunque tampoco quiero decir que en Pereza estuviese con las manos atadas, también hacíamos lo que queríamos…

Pero se entendían muy bien entonces las diferencias creativas entre Leiva y tú, aunque quedase todo perfectamente producido en un mismo formato… pero el público habrá cambiado.

Bueno, quiero pensar que un grueso de la gente que viene a verme ahora era la gente que escuchaba mis canciones en aquella época. No eran todos los singles, pero la gente que se escuchaba nuestros discos habrá una gran parte seguirá viniendo a verme ahora en solitario.

Cuando te sientes músico te sientes músico. Si tocas en sitios grandes: grandes y si tocas en salas más chiquitas pues te acostumbras a lo que tienes. Lo importante es poder seguir haciendo lo que quiero hacer. Sin hacer concesiones que hoy en día no las hago y cada día eso va siendo más sagrado.

Absolutamente. Además, en tu trayectoria, se ve que no pretendes hacer música que guste a ningún sector sino que sigues haciendo tus canciones esperando un poco a que la gente que le gustaría escucharte simplemente te descubra. Haces canciones grandes y continuas con tus principios. Poniendo un paralelismo la diferencia estilística entre El Canto del Loco y los proyectos personales de Dani Martín y David Otero (El Pescao)

Es que para mí componer y mercado son dos términos que no van de la mano. Lo mío es componer. Y cruzo los dedos para poder seguir haciéndolo. Que me gusta a mi es evidente pero necesitas que vaya a algún lado también ¿no? Que tenga receptores. Pero veo que tengo un pequeño séquito de gente, por decirlo de alguna manera, que sí que me sigue la pista y yo estoy encantado. Me siento músico y quiero seguir haciendo esto por el resto de mi vida y ocurren cosas maravillosas como la gira con Marck… estoy abierto a cosas y me gusta mi trabajo vaya.


Letras de regreso a casa un domingo de madrugada. Reflexivas. Introspectivas y delicadas. ¿Eres de los que siempre van con la libreta bajo el brazo o prefieres hacerlo todo de una sentada?

Gracias por las loas. No voy con libreta pero,para mí, la letra es la canción. En la música dicen que ya no se puede inventar nada nuevo… igual es verdad o yo que sé… pero donde sí se puede hacer algo nuevo es en la manera en la que te expresas. Las letras que utilizas, cómo escribes… para mí es lo más importante. Una canción se hace con dos acordes y una melodía que está claro tiene que estar en comunión con todo. Jugando con eso la letra puede estar diciendo una cosa y la melodía otra pero juntas conseguir crear un efecto. Yo, como decía Leonard Cohen, “pago mi renta todos los días en la torre de la canción” todos los días estoy ahí con el papel, con el boli,con la guitarra… a veces dejo el boli de lado para quitarme presión pero al final lo acabo pillando… me dejo notas pero se me olvidan por ahí y las encuentro con los días… La última nota que escribí antes de salir de casa esta mañana decía: “Rajoy, te dije sólo las puntas” aunque no creo que lo meta en ninguna canción.

¿Compones de forma controlada o hay momentos en los que pierdes el control de lo que haces no sabiendo después lo que sirve y lo que no a la hora de entrar en el estudio de grabación?

Hay veces que lo tengo un poco más claro pero suelo ir bastante a ciegas. Tengo cosas y yo voy cruzando dedos. Digo “creo que esta va guay”. Ahora mismo estoy además con demos, estoy grabando con la banda, aprovechamos cualquier momento y esta vez en dos días hemos grabado lo que tengo, que han sido 4 canciones y esta mañana me han enviado las mezclas y la que era mi preferida ya no lo es… aunque eso también está guay porque canciones por las que antes no daba ni un duro por ellas pasan a ser mis preferidas…

Claro, arreglos que cambian la perspectiva…

Sí, y también oírlas desde fuera. Cuando estás dentro estás tan dentro que es fácil perder un poco la perspectiva cuando no es una canción de esas que salen en media hora es fácil perder la vista de pájaro. No tengo librillo a la hora de componer. Algunas me salen de una manera y otra es que primero tengo una música… pero vamos, principalmente me tiene que gustar lo escrito y la única premisa fuerte que tengo es esa.ruben pozo

¿Es la prensa musical muy agresiva contigo? ¿Sientes que tu nuevo trabajo se vea infravalorado frente a lo que hacías con Pereza?

No me he sentido nunca así. No lo he notado. Si ha sucedido no lo he leído. Conmigo todo el mundo es muy respetuoso… nadie me diría algo así yo creo. Ahora no estoy muy conectado tampoco pero… cada vez leo menos de mí, la verdad. Cuando buscas mucho de ti te acabas rayando un poco tío ¿Sabes?

¿Estás cansado de que en todas las entrevistas hagan alusiones a tu pasado?

Bah… pero es inevitable. Cada uno tiene una opinión. A mí también me gustan las canciones de mi pasado y creo que aún me queda ahí algo por dentro. Mola tener esa zanahoria ahí delante. Si eres un enamorado de las canciones creo que es el punto. Yo estoy ahí.

Tras tu dilatada experiencia en estudios de grabación ¿afrontas hoy en día de forma diferente las jornadas previas a entrar en el estudio? Con más miedo, indecisión…

Entro no con tensión pero estoy como más atento. Que todo esté bien. También estoy aprendiendo a que desde que haces una canción hasta que sale a la gente hay un proceso en el que antes me volvía loco. Pero ahora estoy aprendiendo a relajarme un poco y a aprender cuando he de ponerme nervioso de verdad. Voy viendo cómo van quedando las canciones y si no me van gustando, en momentos en los que ya hubiera entrado en pánico, he aprendido a decir “espérate, espérate…”, “vamos a probar esto otro” o “esto no funciona pero ya sabremos cómo lo arreglamos”. Aunque también es bueno que suenen las alarmas y que des el 120 % pero estoy aprendiendo a que no sea durante todo el proceso. Cuando lo merece la ocasión entremos en pánico.

Eso sí que es bueno para una canción “Cuando merezca la ocasión entremos en pánico”

Sí, esa la voy a apuntar.

¿Cómo hacías para responder a la gente que intentaba quitarte las ganas de seguir trabajando en esto cuando empezaste? Y te hago esta pregunta a modo de consejo personal.

Es una movida. Hay con gente con la que pierdes un poco de relación por esto… yo creo. La familia principalmente hace mella en esto… “hijo… a ver, que la vida va en serio”. Yo que puedo decir… que esto es una apuesta. Conforme más te vas metiendo la apuesta va siendo más fuerte. Pero cuando montas un bar eso parece como más serio. Esto es una inversión… Esto también. Y está claro que hay que comer y hay momentos en los que hay que compaginar trabajos y llegar a ensayar a las 7 de la tarde destrozado por un trabajo que ni te va ni te viene y que te deja baldado… esto es el eterno dilema. Por mi parte sigue haciéndolo tío.

Nigel Walker como mano divina. ¿Qué tal trabajar con él?

Bien… es exigente pero lo vale. No te regala los oídos. Su técnica es un poco machacarte para que des lo mejor de ti. “Esto es una mierda” es su frase. Pero después tiene su forma de producir su sello que es muy de puta madre. Es un profesional como la copa de un pino y si se mete en un proyecto se mete hasta el fondo haya dinero no lo haya…

Y no hay que ver más que todo lo que toca se convierte directamente en oro…

Genial Nigel. Te hace sonar grande y saca lo mejor de ti mismo pero se sufre. Si fuera mejor músico igual no sufriría tanto pero como no soy tan buen músico como a él le gustaría entones igual necesito un poco más de tiempo. Soy más sucio.

Actitud pero elegancia ante todo. Cantautor como término peyorativo en el vocabulario de la gente ¿Qué les pasa con esa palabra? ¿Por qué es mala?

No lo sé. Canta-autor. En verdad si te pones a analizarlo es medio raro ¿qué canta el autor? Mejor sería autor que canta ¿no? En inglés creo que es más claro: Singer-songwriter. Además tienen aquí esa connotación del 78. De la transición española y de ese tipo de cantantes protesta… pero bueno. Creo que nunca se quitará ese San Benito. Hay grabaciones de Lou Reed con una guitarra y qué ¿Sería él un cantautor? Las etiquetas de lo indie… están para hablar de ello y tratar de entendernos y escribir sobre ello. Me quedo con compositor y cantante de canciones. Cuando leo sobre mí “cantautor” digo: “¿Dónde queda ahí el Rock’n’roll?”. Me gusta lo que dijo Quique González al definirse como “Cancionista”.

rubenpozo marck olson

MARCK OLSON

Provienes de una banda internacional de un formato muy diferente. Cómo empieza esta aventura algo más pequeña.

Bueno, Ingunn y yo llevamos tocando juntos como unos 8 años, tocamos aquí, en Zaragoza, durante la Expo, y hemos tocado en muy distintos espacios en cada uno de los diferentes países por los que hemos ido. Ahora mismo este tipo de espectáculos que hacemos (semi acústicos… eléctricos) seguimos con un formato muy parecido. Tenemos nuevas grabaciones (hace dos años publicamos la última en Alemania) y esta es nuestra vida. Tocar en directo donde se pueda. Es otro ritmo de música también… hay un montón de cambios ocurriendo ahora mismo porque la gente no compra música. Las cosas están gratis por lo que todo el mundo está intentando abordar el tema desde otro punto de vista.

olson

Cuando lo tienes todo en Internet has de abordarlo desde otra perspectiva

Así es. Es un mundo completamente diferente. Mis sensaciones sobre los conciertos que estamos haciendo ahora es que son verdaderamente bonitos y en los que la gente está disfrutando muchísimo.

¿Crees que la gente te escucha más ahora que tiene todo a su alcance o se preocupaban más cuando la única forma de escucharte era comprando los discos?

La gente está saturada. Tenemos fans que se compran nuestros discos en el momento de sacarlos pero yo mismo busco cosas en YouTube y no puedo concentrarme en nada por la gran cantidad de contenidos que me ofrece. No se puede digerir todo lo que hay, siento que tengo que proteger mi cerebro

Hoy en día debería ser más fácil aprender a tocar un instrumento que tiempo atrás, pero la realidad es que la gente no lo hace.

Cuando yo era joven tenía una guitarra clásica y recibía clases de la forma estándar. Pero pasados treinta años de aquello, veo canales de aprendizaje donde hay cientos de jóvenes guitarristas enseñándote cómo hacerlo. Es fantástico. Estamos claramente en la cima en una gran cantidad de aspectos pero la música no deja de ser algo espiritual que te envuelve de una forma física. Puedes tenerlo todo pero si no posees esa predisposición a dejarte llevar nunca conseguirás nada por muy disponible que tengas esos conocimientos.

¿Ha cambiado también por lo tanto la forma de afrontar el espectáculo?Mark Olson

Por supuesto. Ahora es completamente diferente. Incluso me atrevería a decir que mejor aún que cómo lo era antes. Cuando empecé a tocar, lo hice porque me gustaba la música y me atraían otros colegas que hacían conciertos y por la poesía. Pero tocando rock’n’roll te expones a su mundo. A gente que estaba involucrada con la industria, con esa sociedad. Es un sistema. Un tour manager un agente de prensa… una gran corporación. Tú piensas en tu sueño de ser una estrella del rock’n’roll y te introduces en una atmósfera en la que te dicen de partida que dejes de soñar y te pongas a producir lo que te dicen que tienes que hacer. Pero ahora vuelvo a ser libre desde hace ya unos cuantos años y es igual que si volviese a empezar de nuevo.

¿Qué opinas al respecto de los singles y el nuevo formato de distribución de canciones al margen del clásico disco?

Lo que busco actualmente en la música son no más que tres o cuatro elementos. Creo que hay un número mínimo de canciones con calidad que hay que tener para sacar un proyecto adelante pero también creo que hay un máximo. No se pueden hacer álbumes con veinte canciones. Es una locura. No creo que la gente esté preparada para asumir tanto material. Y menos hoy en día. Pero realmente soy un poco anticuado… el Rubber Soul es un disco que te aporta canciones, con sus sentimientos, dentro de un todo.

¿Y al respecto de la pérdida del arte del diseño?

Nosotros seguimos editando vinilos. Y de hecho vendemos muchos más vinilos que cedés. Cuando estamos de gira nuestra gente compra el gran formato porque también saben que lo van a disfrutar más.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies