CONCIERTO DE SIDONIE EN LAS ARMAS

Zaragoza, 27 de noviembre de 2015

Por Jesús Viñas

Fotos: Ana María Acón

 

DSC_0127

Llegaron tras una agotadora gira pero no era cansancio sino un repertorio bien rodado lo que traían a sus espaldas. Interpretaron todos los temas que hoy en día son imprescindibles cuando piensas en todo lo que Sidonie representa para la música española. Himnos propios con muchos decibelios y hasta interpretaron una revisión del tema de los Who “My Generation”. Una sala abarrotada, deseosa de corear a los catalanes en su nueva visita a tierras mañas, les esperaba puntuales a hora señalada.

Antes del concierto, tuvimos nosotros el honor de pasar con ellos un rato más que agradable de conversación en el que nos hablaron de todo esto:

Jesús Viñas (Aragón Sounds): En primer lugar, agradeceros de todo corazón que nos hayáis permitido entrar a camerinos antes de vuestra actuación. Voy a intentar abordar la entrevista con la mayor brevedad posible. ¡Al lío! ¿Algún sueño que no hayáis cumplido todavía de los que tuvieseis cuando empezasteis en esto?

Marc: Teníamos uno muy gordo que era el de tocar en Hide Park en Nueva York, como los Rollings, y eso lo conseguimos, así que… poco más se puede pedir.  Tenemos tan poca imaginación…

J.V.: ¿Alguna meta u objetivo al margen de esos conciertos “Fin de Gira” de los que más tarde hablaremos?

Axel: Constantemente, desde que empezó el grupo, tenemos uno, que es seguir creciendo, componer mejores canciones, tocar mejor y darnos a conocer a más gente cada día. Creo que hay muchísimas personas a las que les gustaríamos, que todavía no nos han escuchado y hay que conseguir llegar a ellas.

Marc: Vender más discos que Adele también estaría en la lista.

J.V.: El otro día leí unas palabras de un amigo mío en las que decía que tenía que estar haciéndose mayor, ya que había escuchado un disco entero de Los Planetas ¿Podríais llegaros a sentir identificados por una frase así, si en vez del grupo granadino, es el vuestro el que se encuentra en su lugar? ¿Habéis escuchado algo parecido?

Jess: No lo sé. A nosotros lo que nos está pasando ahora es algo muy bonito. Cuando empezamos, teníamos un público que siempre ha estado ahí, pero a partir del primer disco, hemos visto crecer la cantidad de público que viene a vernos a los conciertos, lo cual es muy gratificante. El poder ver caras nuevas, de gente joven, te hace sentir como años atrás.

J.V.: ¿Hay algo que no haya cambiado desde que os hicieseis con la primera posición en aquel concurso?

Marc: Los tres. Seguimos siendo los mismos de entonces. Han cambiado muchas cosas en nuestro sonido y ha madurado la relación que tenemos los unos con los otros, pero el resto sigue siendo exactamente lo mismo.

Axel: El ganar en concurso del Prat de Llobregat (que no el de Hospitalet como se dice por ahí), marcó el inicio de nuestra carrera profesional,  ya que todo el dinero que reunimos se invirtió en la grabación del Ep que llegó a ser Dragonfly. Tras su edición, empezó un proceso de profesionalización y de total preocupación por, cada vez, tener un mejor sonido  y de conseguir ser más serios para que el público quede satisfecho con lo que escucha.

J.V.: ¿Es difícil mantener una relación así tras tantos conciertos?

Marc: Exactamente igual que con una pareja. Lo único que sin sexo.

Áxel: Que hemos estado muy cerquita pero… (Risas)

J.V.: Qué os dice a vosotros conceptos como el  Bacharach, Sergio Algora, Tachenko…

Jess: Viniendo para acá, entre todas estas calles, tan parecidas a la del Bacharach, venía pensando que es uno de mis bares favoritos de España.

Marc: Y La lata de Bombillas o El Fantasma de los Ojos Azules… hay muchos bares en Zaragoza que han creado tendencia, y esto pasa muy pocas veces. Hay ocasiones en las que se juntan una serie de individuos, energías o reacciones químicas que hacen que se forme una escena que transcienda en Aragón o más allá, en España. Recordamos noches inolvidables con gente maravillosa como Sergio y su fantástica compañía.

J.V.: Fin de Gira y han confirmado asistencia vía redes sociales Ariel Rot, Izal, Leiva…  ¿Se puede saber qué vais a montar en la Razzmataz o en La Riviera? ¿Qué estáis tramando? ¿Hay ganas?

Marc: La razón de los vídeos de Instagram es animar a la gente a que se apunte a la fiesta de la misma forma que ellos ya lo han hecho, no tenemos pensado hacer nada con ellos aunque igual con alguno sí que se nos lía la noche.

Axel: Hay muchas ganas de acabar con una gira tan larga y productiva. Han sido 2 años en los que hemos hecho 99 conciertos. Se nota nuestro estado de forma, con el repertorio tan ensayado, que nos sentimos muy a gusto con él; así que tenemos mucha ilusión por poder ofrecer algo que sabemos que va a gustar. Además, lo que lo hace más especial aún si cabe, es que sea en salas como la Riviera y Razzmataz, que son lugares emblemáticos, con tanta solera en la historia de la música de nuestro país, que nos hacen poder asegurar que serán los 2 mejores conciertos de nuestra carrera. Seguro.

J.V.: Algún dueto con algún artista castizo español que os apetecería hacer.

Jess: Julio Iglesias. Yo pagaría por eso.

Marc: Hemos hecho una versión junto a Love of Lesbian y Elefantes de un tema de Perales así que… ese lo tachamos. Aunque con Rufus T. Firefly también sería buena idea.

J.V.: ¿Cuántos días de mierda hacen falta para componer un tema así?

Marc: Días de mierda todos, noches gloriosas todas. Es el precio que hay que pagar.

J.V.: ¿Os cansáis del sonido de un disco tras su correspondiente gira y es por eso la vuelta de rosca en el del siguiente? Lo pregunto debido a las diferencias que hay entre cada uno de vuestros discos y su predecesor, aunque se puede escuchar, tal vez, un regreso a un sonido de discos anteriores.

Axel: Yo no lo había pensado como una reacción al cansancio, que igual también, más allá de cualquier otra sensación, nos gusta cambiar. No nos conformamos. Tras un disco, con el que nos sentimos muy satisfechos, nuestra inquietud, nos lleva a buscar, en otro territorio, una forma distinta de abordar las nuevas canciones. Hay tanto por descubrir en uno mismo con un instrumento que sería tan absurdo darle la espalda a todo lo que se puede aprender de cada uno de ellos…

J.V.: Algo que nunca os hayan preguntado que os gustaría responder

Jess: Uf, pues no lo sé. Nos han hecho muchísimas preguntas a lo largo de nuestra historia entre las que ha habido algunas que nos ha encantado responder y otras que hay veces que no te apetece. Hemos disfrutado de muchas interesantísimas.

Marc: Nunca nos han preguntado si somos de dormir en pijama o desnudos, yo soy muy fan de las batas y los pijamas… El otro día nos preguntaron que como nos gustaba encontrar el papel higiénico en el wáter. Y es que yo utilizo toallitas… (Risas)

Axel: nos gusta que el periodista se informe y venga con la entrevista preparada. Que nos hayan escuchado y que se interesen por el artista, ya que si no, te hacen un cuestionario tedioso a la hora de responderlo y más aún, creo, a la hora de leerlo.

J.V.: Ya va siendo tradición en mis entrevistas una última pregunta, y es interés personal. Dadme algún consejo a seguir como músico.

Marc: Si tienes talento y crees en ello hay que tener mucha fuerza para aguantar muchas críticas negativas y nosotros, en grupo, nos apoyamos los unos a los otros para conseguir pasar momentos duros.

Si quieres de verdad, además, a esta gente, y te preocupas de que estén bien, funciona todo muchísimo mejor

Jess: Compromiso y trabajo.

Marc: …y divertirte. Salir con tus colegas de banda después del concierto y disfrutar de la noche entre alguna copa es salud de grupo.

“Nos despedimos de Sierra, de Canadá, de su amor asincrónico, de Gainsbourg, de Hiroshima, de la crema de nuestra generación, de nuestro particular día de mierda y del repertorio con el que hemos presentado las canciones de este valiente y arriesgado último disco”.