alia

FESTIVAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

5 agosto
ALIA MVSICA. Vox feminae
Secreta Mulierum. La voz de las mujeres medievales a través de la música
22,30 – SANTA MARÍA SANTA CRUZ DE LA SERÓS

Obras de Hildegarda de Bingen, Beatriz de Día, Herrada de Landsberg, códices de los monasterios femeninos hispanos y piezas dedicadas a la mujer en el occidente medieval. Madres sabias, místicas, musas y monjas cantoras. Su vida y el sentido profundo de la misma atraviesan el tiempo para unirse al secreto de nuestra existencia. La transmisión musical femenina en la Edad Media.

ALIA MVSICA se creó en 1985 para interpretar música de la Edad Media y para el estudio e interpretación de la música judeoespañola, basándose en sus propios análisis y en las aportaciones de la musicología más reciente sobre estos repertorios. ALIA MVSICA ha ofrecido conciertos en los más importantes Ciclos y Festivales de España, Europa, América del Sur y Estados Unidos de América, participando, entre otros, en el Festival “Voix et Route Romane” de Strasbourg, Quincena Musical Donostiarra, Festival Internacional de Música y Danza de Granada, Les Concerts Spirituels de Nantes, Senās Mūzikas Festivāls de Letonia, Festival Internacional de Santander, y ofreciendo conciertos en lugares tan emblemáticos como Museo del Prado de Madrid, Palacio de la Cultura de Sofia, Elizabethan Theatre de Washington, Museo Sacro de Caracas, Cemal Resit Rey Konsert Salonu de Istanbul, Sala Gótica del Ayuntamiento de Bruselas, Palazzo Spagna de Roma, Stedelijke Concertzaal De Bijloke de Gent (Bélgica), Vredenburg de Utrecht, Queen Elizabeth Hall de Londres, Kaufman Concert Hall y The Cloisters (Metropolitan Museum) en New York.

ALIA MVSICA ha editado varios CD’s que han merecido el elogio unánime de la crítica y han sido distinguidos con diferentes premios (“CD Compact”, “5 Diapasons”, “Lira de Oro”, “5 Goldberg”, “Diapasón de Oro”, “CHOC de Le Monde de la Musique”, “10/10” de Classics Today, entre otros). El grupo graba en exclusiva para Harmonia Mundi.

Recientemente ALIA MVSICA ha ofrecido conciertos en el, Museo del Louvre de París, Palacio Real de Varsovia (Polonia), Rencontres Internationales de Musique Médiévale du Thoronet (Francia), Festival Banchetto Musicale de Vilnius (Lituania), Hofkapelle der Residenz de Munich, Tage Alter Musik de Regensburg, Musikinstrumenten Museum de Berlin (Alemania) y Semana de Música Religiosa de Cuenca.

SECRETA MULIERUM
En los manuales de historia de la música la mujer no ha existido, se le ha negado sistematicamente su faceta de compositora, o sencillamente ha pasado a engrosar las filas de los anónimos, aunque las evidencias demuestran que la mujer también utilizó la música como medio de expresión. En la Edad Media las mujeres no solo pudieron disfrutar de la música escuchándola, sino practicándola como compositoras, cantantes o instrumentistas. Es el caso de la abadesa Hildegard von Bingen, cuya música, exhuberante y apasionada, está dotada de una espectacular belleza, o de Beatriz, condesa de Día, la única trobairitz provenzal de la que se ha conservado una melodía.

El ministerio de la palabra fue monopolizado por los clérigos varones desde los tiempos de la implantación del “cristianismo eclesiástico” (siglos III-IV). La base textual fue la célebre expresión de Pablo, tantas veces mal traducida, y peor entendida: mulieres in ecclesiis taceant (que las mujeres guarden silencio en las asambleas). Efectivamente, el control de los varones de la voz femenina ha sido un continuum, no solo en la tradición de raíz judeoecristiana, sino en la occidental en su conjunto. Pero también hay testimonios que informan del protagonismo femenino en la Iglesia. Si en los primeros siglos es incontestable, con el paso del tiempo, y la institucionalización y clericalización de la Iglesia, se asiste a una continua tensión entre lo que se debe y lo que se puede hacer. En este sentido el canto de las mujeres en la liturgia está atestiguado por frecuentes alusiones que informan de la participación de comunidades femeninas, primero evangelizando a través de canto; luego, interpretando las partes musicadas de una celebración eucarística o del oficio divino.

Nunca se entendió desde la jeraquía eclesiástica la exhibición del cuerpo femenino, y la música vocal, casi por naturaleza, la conlleva, pues es la carne el propio instrumento musical, como bien entendieron las místicas, y desde dicho cuerpo material se proyecta el canto. Las interpretaciones virtuosas también se enjuiciaron con sospecha, más si eran mujeres sus intérpretes, y aún más si profesaban una regla.
Aunque a las mujeres se les prohibió cantar juntamente con las voces masculinas en la Edad Media, sí pudieron hacerlo en sus monasterios en el Oficio de las Horas, donde estaba permitido el canto bajo la tutela de la cantora, quien dirigía todo lo relacionado con la música, la enseñanza y el canto. Los monasterios femeninos tuvieron una enorme importancia, no solo como centros de formación y de transmisión de sabiduría y conocimientos, sino también en el aprendizaje de la música como disciplina obligada. Y sin duda el monasterio de monjas cistercienses de Las Huelgas (Burgos) fue el centro monástico femenino donde la música alcanzó un mayor grado de desarrollo y esplendor entre los cenobios de la península ibérica. El códice conservado aún hoy en este monasterio, del que procede la mayor parte del repertorio de este concierto, es uno de los más importantes manuscritos europeos con música del siglo XIII y un documento de primera magnitud para conocer el desarrollo de la polifonía castellana en ese período. Completan el programa piezas de otros códices muy significativos del Ars Antiqua, como las conservadas en un manuscrito inglés conservado en la British Library, o en la Biblioteca de la Facultad de Medicina de Montpellier, que en el siglo XIII estaba vinculada a la corona de Aragón.

Programa
Gloria, laus et honor tibi sit
Salve sancta Christi parens
Flavit auster
Salve porta / Salve salus / Salve sancta
Plange Castella misera
Agnus Dei Christi miseracio
O virga ac diadema
Mulierum hodie / Mulierum
A chantar
Columbe simplicitas
Amor potest / Ad amorem
Sancta mater / Dou way Robin
Maria, virgo virginum
Eamus mirram emere
Resurgentis Domini

Fuentes
Burgos, ms. del Monasterio de Sta. Mª La Real de Las Huelgas; Vic, Arch. Episcopal ms. 105; Salamanca, Bibl.Universidad ms. 2637; Burgos, Arch. Catedral ms. 18; BritishLibr., Cotton Frg.XXIX; Dendermonde, AbteibibliothekCodex 9D.