Mad Professor se estrenó en Pirineos Sur con una actuación de nota alta, con un repaso por lo mejor que ha dado el dub. La estrella de Costa de Marfil supo manejar a su antojo a más de 3.000 personas ganadas antes de la actuación. Esta noche llega a su final en Sallent de Gállego el ciclo “África Futura”, con las actuaciones de Batuk y Danial Haaksman

Alpha Blondy. Foto: Javier Blasco

Alpha Blondy. Foto: Javier Blasco

Primero surgió el reggae y de aquellos laboratorios sónicos que florecieron en Jamaica le nació ese hijo bastardo al que llamaron dub, más electrónico, experimentador y, sobre todo, mutable. Que Pirineos Sur haya logrado reunir en una misma noche a dos de las figuras más importantes de cada género se puede calificar de éxito absoluto y de cita indispensable para fans. A la llamada de Alpha Blondy y Mad Professor acudieron más de 3.000 personas dispuestas a entregarse en cuerpo y mucha alma a los ritmos jamaicanos y sus variantes.

Con tranquilidad y modestia, Mad Professor se acercó a su mesa de mezclas, saludó y arrancó su trepidante selección de temas con el inconfundible espíritu dub: bajos saturados, ecos, remezclas y demás trucos que crearon shamanes como Lee “Skratch” Perry y ahora continúa una segunda generación como el señor Neil Fraser.

Contó con la inestimable colaboración de la voz de Aisha (con la que lleva colaborando más de 30 años), fantástica cantante de reggae inglesa, con la que la actuación ganó en intensidad y profundidad. En hora y media hicieron un repaso a todas las variantes del dub, acercándose por momentos más al electrónico, otros al más oscuro, y también al drum & bass, pero siempre con un pie en el reggae. También tuvo tiempo de rescatar remezclas de éxitos imperecederos como “Chase the devil” de Max Romeo (producido precisamente por Perry), “Superstition” de Stevie Wonder y el aplaudido “I wanna love you” de Bob Marley o modernos como el “Happy” de Pharrell Williams.

En su primera visita a Pirineos Sur, Mad Professor saldó una cuenta pendiente y regaló una gran sesión más didáctica que técnica para regocijo de fans del dub y neófitos del género. Mucha clase.

Foto Javier Blasco

Foto Javier Blasco

Los grandes éxitos de Alpha Blondy

Ya con el ambiente caldeado, Alpha Blondy repitió entrada como la de Baaba Maal la jornada anterior: fuera de focos y haciéndose querer. No es que le hiciera falta; más de 3.000 almas le esperaban en el anfiteatro y ya estaban ganadas de antemano, ansiosas de corear y bailar muchos de sus clásicos.

No escatimó éxitos. Venía con nuevo trabajo del que rescató hasta cuatro temas (“Rainbow in the sky”, “No brain, no headache”, “Maclacla Macloclo” e “Ingratitude”) pero lo segundo que resonó en el Valle de Tena fue “Jerusalem”, esa lejana pieza del año 86. De manera inteligente fue repartiendo muchos éxitos en un setlist tan estudiado como efectivo: “Multiparts”, “Cocody rock” o “Sweet fanta diallo” suenan tan vibrantes como la primera vez que actuó el de Costa de Marfil en Pirineos Sur, en el 98.

Sus rastas ya son escasas y están teñidas por canas, pero Alpha Blondy no vino a Lanuza para vivir de rentas. En todo momento fue él el que empujó de una estupenda banda de acompañamiento y mantiene el carisma que le ha caracterizado. Ya casi para el final de su actuación ya tenía asegurado el trono del reggae, pero quiso dar un golpe de autoridad con su famosa versión de “Wish you were here” y con “Brigadier Sabary”. Él pidió la paz en el mundo y sus fans le pidieron más canciones. Ambas cosas tendrán que esperar, pero confiemos en que no se retrase mucho; se espera ambas con ganas.

FOTOS: JAVIER BLASCO


.
“África Futura” llega a su final

El ciclo “África Futura” llega esta noche a su fin. Pondrán el broche de oro Batuk y Daniel Haaksman. En total van a ser 14 artistas los que han pasado por los escenarios de Sallent de Gállego y Lanuza para demostrar que en el continente africano se está viviendo una etapa de excitante creatividad musical.

El DJ y productor Daniel Haaksman es una figura clave en el intercambio musical a lo largo de todo el mundo. En 2004 dio a conocer internacionalmente el sonido underground de las favelas de Brasil con el recopilatorio “Rio Baile Funk Favela Booty Beats”.

En el escenario de Sallent de Gállego presentará el trabajo que ya ha publicado en dos álbumes: “Rambazamba” (más orientado al baile funk braileño) y el reciente “African Fabrics” (2016), con el que se adentra en el terreno del afrofuturismo y la electrónica africana.

Batuk es un colectivo creativo sudafricano, fundado por los productores Aero Manyelo y Spoek Mathambo, que utiliza la música house como un vehículo para componer música propia de su tierra. Han editado su primer EP, “Daniel”, este mismo año y en estos momentos preparan la edición de su primer álbum, “Musica de Terra”: una excitante fusión de pulsión tribal y beats electrónicos.

Maria Arnal i Marcel Bagés, en “Color Café”

Tras el estupendo sabor de boca que dejó la primera jornada de “Color Café”, hoy llega el turno de Maria Arnal i Marcerl Bagés. Los catalanes tienen el objetivo trasmitir música popular, lo que les lleva a trabajar a partir de grabaciones de campo, fonotecas y archivos digitalizados. “Remescles, acoples i melismes”, su primer trabajo, fue una sorpresa en la escena estatal y fue muy bien recibida por medios especializados. En la garganta de la vocalista badalonesa, acunada en la sobria destreza del guitarrista de Flix (Tarragona), la canción popular se convierte en una epifanía.