El concierto de “Vivere memento” en el Centro Arcaz de Riglos llenó de calidad y calidez una tarde de tiempo desapacible

Cosecha Riglos Vivere memento 02“Vivere memento” ha sido el espectáculo inaugural de la duodécima edición de la muestra de artes Cosecha de invierno que organiza la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca a través de su Área de Cultura. El concierto, que atrajo la presencia de un numeroso público y que contó con la asistencia de Beatriz Calvo, consejera comarcal de cultura, y de Juan Torralba, alcalde del municipio de Las Peñas de Riglos, dio comienzo a las 21:00 horas en el hemiciclo de Centro Arcaz de Interpretación de Aves situado en la localidad de Riglos.

Durante una hora y cuarto Luis Delgado, María José Hernández y Joaquín Pardinilla convirtieron cada una de las piezas interpretadas no solo en una elegante y delicada muestra de las joyas que atesora el patrimonio histórico y popular peninsular, sino también en una sorprendente y amena lección de musicología.

Canciones sefardíes tomadas del cancionero judeoespañol de Isaac Leví o y melodías pertenecientes a la primera guía de viajes de toda la historia, el Codex Calixtinus, se unieron a otras piezas provenientes de la tradición aragonesa y publicadas en los cancioneros de Arnaudas o Mingote para componer un espectáculo lleno de sensibilidad y armonía. Pese a sus diferentes orígenes culturales, estilísticos, cronológicos y territoriales, el trabajo desarrollado en los arreglos han conferido unidad y contundencia a este “Vivere memento”.

Las canciones emocionaron al público por su contenido y vigencia, como es el caso de la canción sefardía “Yo me acodro” que aborda la problemática de una madre soltera y que en la interpretación vocal de María José Hernández ayuda a aumentar su expresividad y viveza.

Luis Delgado, un referente internacional en los estudios e interpretaciones de la música antigua y popular española, introdujo cada una de las piezas con concisas y acertadas explicaciones que contextualizaban y daban valor a composiciones ya de por sí muy delicadas. De este modo, daba noticia de que un cantar de amigo que Martín Codax compusiera en el siglo XIV no había encontrado su letra original hasta hace un par de años, cuando un musicólogo se topó con la composición conservada y escondida en un pergamino reutilizado para servir de tapa y cubierta a un libro de anticuario.

Sus lecciones también llegaron hasta las canciones de tradición musical aragonesa recopilada y preservada en cancioneros como los de Arnaudas y Mingote, donde los arreglos propuestos por Joaquín Pardinilla permiten descubrir matices que los emparentan con las melodías medievales.

Aunque la tarde fue muy fría, ventosa y desapacible, el concierto de “Vivere memento” (aprovecha el momento, en latín) logró hacer disfrutar a todos los asistentes que a la conclusión, y como es tradición en Cosecha de invierno, concluyó con un encuentro entre público, artistas y organizadores en torno a una muestra de repostería tradicional de zona, amablemente ofrecida por el Ayuntamiento de Las Peñas de Riglos, que dieron lugar a encuentros, comentarios y conversaciones.