El Festival Castillo de Aínsa afronta sus bodas de plata con una reinvención en sus fundamentos. Crear una programación equilibrada entre la música y el teatro, fomentar el sentimiento de pertenencia y llegar a las familias son los objetivos de su nueva dirección artística. Esta edición cuenta con nombres como Kepa Junkera o El Brujo.

Festival Castillo de Ainsa

Festival Castillo de Aínsa

El Festival, Castillo de Aínsa, cumple 25 años de vida apostando por la reinvención de sus cimientos. Así lo ha dado a conocer su nueva dirección artística a cargo de Paco Paricio y la empresa Territorio encargada de la organización de una entrega que ahonda en el equilibrio entre música y teatro. Los valores principales no son otros que la continuidad, como evolución de la tradición, la hospitalidad y el sentimiento de pertenencia. De esos fundamentos se encargarán las numerosas actuaciones programadas entre las que destacan el concierto de Kepa Junkera y la actuación de Rafael Álvarez El brujo y su “Lazarillo de Tormes”.

Según sus organizadores se trata de una programación heterodoxa que parte de propuestas de raíz folclórica. Así lo ha remarcado Lucas Fernández que ha puesto en valor el cartel con una dotación presupuestaria muy ajustada, 50.000 euros, con los que se han programado gran cantidad de actividades entre las que destacan las propuestas musicales y el teatro sumando pasacalles y actividades en varias zonas de la localidad.

El director artístico, Paco Paricio, ha resaltado que su intención no era otra que crear un encuentro sustancioso con la cultura más que un mero entretenimiento. “Un festival que conjugue teatro y música, a partes iguales, al menos complementarias. Que se dirija al público familiar, que contemple la tradición pero que contenga a la vez propuestas contemporáneas que incluya formaciones del país pero también con propuestas que llegan de lejos”, ha explicado el mismo que ha hecho un repaso al cartel en el que se encuentran propuestas teatrales como “Ligeros de Equipaje” de Producciones Viridiana o los títeres de Peus de Porc. La música más tradicional correrá a cargo de La Orquestina del Fabirol, Pecker, o la propuesta más arriesgada Slow Joe& The Ginger Accident.

Una programación cargada de eventos que desarrollará del 23 al 26 de julio en la localidad de Aínsa con su castillo como escenario.