El Festival “Tocando el Cielo” de Panticosa va a reunir a más de cien músicos de todos los rincones del mundo desde el 26 de julio hasta el 4 de agosto. El Trío Arbós, Premio Nacional de la Música, es el encargado de inaugurar el ciclo de conciertos. Además, el evento cuenta con una academia para formar a jóvenes talentos de la música clásica.

panticosa
La mezzosoprano Teresa Berganza, la violinista Cecilia Bercovich, el compositor Yuval Gotlibovich, los pianistas Luis Fernando Pérez y Takahiro Mita, la contrabajista Uxía Martínez, o el clarinetista Andreas Sunden son solo algunos de los músicos y profesores que participan en el Festival Internacional de Panticosa. El municipio pirenaico acoge este evento, desde el 26 de julio hasta el 4 de agosto, al que acuden más de cien profesionales de la música de todos los lugares del mundo.

Este año el festival celebra su cuarta edición cargado de novedades, entre las que destaca que es el primer que año forma parte de la Asociación Española de Festivales de Música Clásica (Festclásica). El Trío Arbós, Premio Nacional de la Música, es el encargado de inaugurar el ciclo de conciertos, contando para ello con la presentación de la actriz Itziar Miranda, que es embajadora de este certamen.

La cita cuenta también con el apoyo de otras figuras destacadas, como la mezzosoprano Teresa Berganza que, además de ser embajadora del festival, va a ofrecer clases magistrales a cantantes profesionales de gran nivel, que han sido seleccionados por ella misma y llegarán desde Estados Unidos, Italia, México y también desde España.

“MÚSICA ADEREZADA CON SABORES Y OTRAS DELICIAS”

Entre los espectáculos que acoge el Auditorio del Casino del Gran Hotel de Resort Balneario de Panticosa, también destaca el concierto gastronómico que conducirá el actor Nacho Rubio. Con esta incitativa “se pretende acercar la música clásica y liberarla de prejuicios a través de formatos diferentes que la conviertan en una experiencia diferente”, según ha señalado la directora del Festival, Carmen Esteban.

Bajo el título “Esta noche cenamos dos veces”, el actor va dando paso al Dúo Moreno Gistaín, Dúo Lluciá Roy y los clarinetistas Francisco A. García y Andreas Sunden, quienes interpretan varias obras inspiradas en la gastronomía y cuyos ingredientes serán luego degustados en la cena posterior.

También es especial el día 29 de julio, con un concierto poético-musical donde el actor José Antonio Sayagués, como recitador, pone la palabra, y la música corre a cargo de la flautista Julia Gallego, Francisco A. García con el clarinete y Kike Escartín al piano.

La soprano Cecilia Lavilla Berganza también participa en el festival, así como el pianista Luis Fernando Pérez quien, junto a David Apellániz, brindará homenaje a Granados en el año de su conmemoración.

Además, el Festival ha querido brindar un guiño a la situación transfronteriza del lugar con su ciclo Música en la Frontera, donde la música francesa y española convivirán a través de artistas como Alejandro Bustamante, Enrique Bagaría o el propio Trío Arbós.

El festival cerrará con una gala lírica que, como viene siendo tradición, ofrecerán los alumnos expresamente seleccionados por Teresa Berganza.

MÚSICA CLÁSICA PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Uno de los objetivos más importantes del Festival Internacional de Panticosa es la promoción de la música clásica y creación de nuevos públicos. De hecho, se incluyen, una vez más en la programación, otras disciplinas artísticas como el teatro o la poesía. Su objetivo es que “acompañados siempre de música clásica, se consiga que el público que no está acostumbrado a escucharla, se familiarice este género”, ha explicado Francisco Antonio García, codirector del festival.

Precisamente, el festival cuenta con una programación especial en el denominado Festival Off, que incluye “Música para los sentidos” -actuaciones para sentir la música desde el oído o el olfato- o el ciclo “Iuvent+Tal”, en el que este año destaca la participación del Coro de la Asunción de Panticosa. Como novedad, se incorpora un ciclo de música para los más pequeños, “Tocando el suelo”, un conjunto de actividades para disfrutar en familia que combina música con otras disciplinas como pintura o literatura.