Los congoleños y el portugués presentaron ayer en Pirineos Sur su primera colaboración conjunta y el resultado fue impecable. El anfiteatro de Lanuza recibirá esta noche a Baaba Maal, que regresa a España tras 15 años sin realizar una gira en el país

Foto: Javier Blasco

Foto: Javier Blasco

Ritmo, ritmo, ritmo. Y así hasta que, como la lluvia fina, cala en los huesos y es imposible repelerlo y las sacudidas impulsivas con cada parte del cuerpo son imposibles. Y después, sí, más ritmo. Cual rito religioso capaz de exorcizar los peores males, Konono Nº1 con la inestimable ayuda de Batida, celebraron una liturgia en busca de una catarsis colectiva por medio del baile.

Al entrar en el juego era imposible salir y la apuesta de los congoleños y el portugués fue inamovible. Los que se dejaron arrastrar disfrutaron de hora y media en la que apenas salieron a relucir melodías a las que agarrarse, pero fue generosa en percusiones.

Salieron primero al escenario de Sallent de Gállego los cinco miembros de Konono Nº1, sin la intención de apartarse del itinerario que se habían marcado. Los casi 10 minutos de “Mku Ndamba” ya marcaron el camino. Con “Nlele Kalumsibiko” ya hizo acto de presencia Batida y sus arreglos electrónicos. La ceremonia ya era imparable. Voces propias del folclore africano, pitos, bongos, batería y los inconfundibles sonidos de los mini pianos de pulgar disputaban por un protagonismo que ninguna alcanzó; el fin era el mismo para todos: rendir el máximo tributo por y para el ritmo.

Sin disminuir la intensidad y manteniéndose siempre constantes, la fusión afro-electro se prolongó hasta el final de manera sobresaliente, con el doble clímax de “Quem es tu?” y “Tokolanda”. “konono Nº1 meets Batida” la primera colaboración de ambas partes, ya convenció en estudio, pero llego a su mejor versión sobre un escenario.

El regreso de la estrella senegalesa

Esta noche, los conciertos de Pirineos Sur regresan al anfiteatro de Lanuza, y lo hacen a lo grande: con la actuación de Baaba Maal, que hace 15 años que no hace una gira por España. La estrella de la música senegalesa ya dejó constancia de su calidad en la visita que hizo a Pirineos Sur en el ya lejano año 99. Y casi tan atrás en el tiempo queda su última actuación en España.

Viene a presentar “The Traveller”, su primer trabajo en seis años, se ha publicado este mismo año y hace referencia a la propia vida de Maal, siempre viajando por el mundo. En esta ocasión se ha rodeado de gente joven como The Very Best y Mumford and Sons.

King Ayisova y Bamba Wassoulou Groove, también en Lanuza

Antes de la actuación de Baaba Maal, se subirán al escenario flotante, King Ayisoba y Bamba Wassoulou. El primero es un artista de Ghana que alterna los ritmos más frenéticos y tribales, que poseen la energía del rock o de la música electrónica más potente, con la ayuda de su inseparable kologo (una guitarra con dos cuerdas atadas a una calabaza). Los segundos son siete jóvenes músicos que buscan modernizar la música de país, Ghana, sin perder su fuerza y originalidad. Gracias a amplia cultura musical de sus miembros se pueden reconocer influencias que va desde Jimmy Page a Otis Redding pasando por Jimi Hendrix o cualquier clásico del reggae.

Una mañana muy animada

El colectivo Wiriko tendrá doble tarea. A las 12 horas en el Salón de actos del Ayuntamiento, ofrecerán una charla sobre “Activismo 20 y cultural africanas contemporáneas”; a las 13 horas, serán los encargados de amenizar la hora del vermú con una sesión de música a los platos en el escenario de Sallent de Gállego.

Actos para todos en Sallent

A las 19:30 horas en el escenario de Sallent de Gállego, la bailarina camerunesa Kareyce Fotso presentará su nuevo espectáculo, acompañándose con la guitarra, percusión y danza. Su formación musical está en los cabarets, pero su música refleja lo más interesante de la canción africana actual.

Pero antes, a las 18 horas, en el ciclo “Ellas son cine” se podrá ver “Meme pas mal”, de Nadia El Fani y Alina Isabel Pérez.