Uno de los artistas más esperados del festival desembarcó la noche del viernes 24 de julio en el Auditorio Natural de Lanuza ante más de 5.500 personas. En un entorno natural inigualable Mark Knopfler presentó algunas canciones de su nuevo disco ‘Tracker’, pero no defraudó a sus seguidores más nostálgicos interpretando, junto a una tremenda banda, grandes éxitos de su carrera.

Mark Knopfler en Pirineos Sur. Foto: Jorge Fuembuena

Mark Knopfler en Pirineos Sur. Foto: Jorge Fuembuena

A las diez de la noche el Auditorio de Lanuza ya parecía lleno, pero aún seguía entrando gente. Y todavía había más gente fuera, acomodándose en la carretera del valle. Mark Knopfler es una leyenda viva de música rock. Con más de 120 millones de discos vendidos en todo el mundo y cuarenta años subiéndose a los escenarios, poco le queda ya que demostrar. Abrió el concierto un presentador con una chaqueta estampada con la bandera británica y, con los músicos ya tocando en el escenario, salió el músico escocés entre una gran ovación. Comenzó el concierto con ‘Broken Bones’, un tema de su nuevo disco ‘Tracker’, más tranquilo, con menos guitarreos y más presencia de la voz.

Mark Knopfler era sin duda la gran sorpresa del cartel del XXIV Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur, organizado por Diputación de Huesca. De su nuevo disco presentó también ‘Skydriver’. Pero quiso satisfacer también a sus seguidores más nostálgicos tocando varios temas de su época con Dire Straits. Sonaban las primeras notas de ‘Romeo and Juliet’ cuando el auditorio arrancaba aplausos, pero al comenzar seguidamente ‘Sultans of swing’ el público estallaba. También al final del concierto interpretó ‘Telegraph Road’ y ‘So far away’ de su antigua formación.

La banda estuvo perfecta, dejando protagonismo a Knopfler, pero sosteniendo los temas con maestría. Ocho músicos sobre el escenario: Mark Knopfler, Guy Fletcher, Glen Worf, Richard Bennett, Jim Cox, John McCusker, Mike McGoldrick y Nigel Hitchcock. Todos números uno, que han tocado en las mejores formaciones internacionales. Blues, rock y ecos escoceses en una noche inolvidable para sus entregados seguidores.

Para terminar el concierto, salieron ya en bises para tocar ‘So far away’ seguida de ‘Local Hero’ haciendo las delicias de los espectadores. La última canción pertenece a la banda sonora de la película del mismo nombre, traducida al español como ‘Un tipo genial’. Ocho discos en solitario y ocho bandas sonoras, la música para películas es uno de los puntos fuertes del maestro escocés. Interpretó también en Lanuza el tema ‘Father and Son’, incluido en la banda sonora de ‘Cal’ (1984).

Fotos: Jorge Fuembuena