La banda brasileña justificó su fama de valor seguro en directo y ofreció una interesante mezcla de funk, reggae y música brasileña

Esta noche actuará Niño de Elche, un artista que ha revolucionado el flamenco con electrónica y kraut-rock

Foto: Javier Blasco

Foto: Javier Blasco

Pirineos Sur dio el domingo un salto para cruzar el charco a Sudamérica, pero tímido, con un pie todavía en África, cerrando el ciclo dedicado al continente (con el concierto de Daniel Haaksman). Pero ayer ya piso tierra firme con las dos piernas, en Brasil en concreto. Pero como si por algo se caracteriza este festival es por su gusto por las propuestas mestizas, bien batidas, sin ningún tipo de complejo, la apuesta por Bnegao & The Selectores de Frequência resultaba una de las más acertadas.

Con casi tres lustros a sus espaldas, la banda, a base de ofrecer conciertos, se ha convertido en una máquina de triturar estilos y en el show que dieron en Sallent de Gállego sonó reggae, funk, soul, rock, dub y, por supuesto, música carioca. Bnegao se mostró como un líder preclaro, el encargado de soportar sobre sus espaldas el peso del concierto; una tarea que hubiera sido más difícil de no contar con una versátil banda que estuvo a la altura todo momento, con una labor a destacar de los excelentes vientos.

Sin ofrecer casi descanso a los espectadores, fueron intercalando canciones de los más diversos estilos, aunque todas ellas con cierto aire festivo y desacomplejado, pero con cierto tono crítico. Ayer comenzó con atino una semana en la que el festival nos llevará por buena parte del mundo para descubrir los sonidos más interesantes del momento. Ayer, Brasil; hoy toca España y seguro que hay sorpresas.

Niño de Elche y la renovación del flamenco

Esta noche regresa el flamenco a Pirineos Sur, pero con una figura que se ha propuesto darle un buen lavado de cara adaptándolo a las más modernas producciones: Niño de Elche. Este atípico cantaor y artista multidisciplinar combina el cante y el toque flamenco con la performance, la poesía, la libre improvisación, el minimalismo, la canción de autor, el rock, el canto en movimiento o la electrónica, entre otras disciplinas.

“Voces del Extremo”, su último trabajo, (producido por Daniel Alonso de Pony Bravo) sonará esta noche y a buen seguro sorprenderá a quienes se acerquen al escenario de Sallent de Gállego. Son canciones interpretadas en base a técnicas que vienen en algunos casos del flamenco, y en otros, más cercanas a géneros musicales como el krautrock, el ambient o la new wave de finales de los 70 y principios de los 80.

Cine y circo

En el Salón de Actos se proyectará esta tarde (a las18:00 horas) el documental “854”, de David Muñoz. El título hace referencia al número de personas en el mundo que están amenazadas por el hambre.

Un poco más tarde, a las 19:30 horas en el Patio de las Escuelas, se podrá disfrutar del espectáculo del circo D’Click. Este show busca nuevas maneras de expresión que permitan comprender el mundo con humor y respeto, trabajando con y desde los sentimientos.