PolifoniK Sound finalizó en la madrugada del domingo su octava edición confirmándose como un festival de referencia nacional que sabe aunar calidad, cercanía, creatividad y diversión. Además de las actuaciones nocturnas, la plaza Jimena de Barbastro fue la protagonista durante todo el día y hasta las 17.00 horas de la mejor música.

polifonik
La pasada madrugada finalizó la octava edición del PolifoniK Sound. Un festival de referencia nacional que aúna calidad, cercanía, creatividad y diversión. Además de las actuaciones nocturnas, la plaza Jimena de Barbastro acogió durante todo el día y hasta las 17.00 horas la mejor música gracias a las actuaciones que se programaron en el Escenario “Huesca La Magia De Los Festivales”.

Por allí pasaron desde el mediodía Caleidoscopicas DJ’s, el pop magistral de Domador o los andaluces Full, con un directo que evidencia que se hallan en uno de sus mejores momentos de trayectoria. También fue el turno de uno de los músicos más deseados del día: Jero Romero, cuya legión de fans abarrotó la plaza desafiando a las altas temperaturas diurnas.

Ya por la tarde, en el escenario Ambar, Balac DJ volvió a ser el encargado de calentar motores antes de la aparición de los aragoneses Minerwa, que desplegaron buenas lecciones de rock en todos sus registros: stoner, progresivo, noise, etc.

Prosiguieron las actuaciones en este escenario con The Bärds, formación oscense que demostró con un show muy vitalista y repleto de actitud punk rock que su disco “Supersound” va a darles más de una alegría.

Cuando ya entraba la noche, Pasajero ofreció uno de esos conciertos dinámicos y necesarios para que el público aplaudiese las canciones que integran su segundo disco, “Parque de Atracciones”, con más de uno, dos y tres himnos.

Por su parte The Luka State, desde Inglaterra, confirmaron que la organización no andaba errada al contar con ellos para el festival. Sus épicas guitarras, la voz de su frontman, los juegos vocales y su rock contundente garantizan que después de esta primera visita a España van a estar en boca de todos.

Esperada era la actuación de Niños Mutantes, demostrando una vez más que la veteranía es un grado y ejecutando un pop rock optimista y trabajado, repleto de matices y calidad sonora. Una vez más, triunfaron con sus himnos, como ese “Todo va a cambiar” que sonó en los últimos minutos.

También demostraron sus tablas y la capacidad de conexión con el público que siempre les caracteriza los catalanes Helena y Oscar,  Delafé y Las Flores Azules. Pop con recitados poéticos y una actitud escénica envidiable. Respecto al repertorio de este segundo concierto de su gira estival, sonaron hits recientes como “Qué Sentido Tendría” y otros más clásicos de su repertorio como “La Primavera”.

El último directo, ya bien entrada la madrugada, fue el de los murcianos Varry Brava. Toques disco pop que resultaron la combinación perfecta para un público ávido de energía dispuesto a adentrarse en el tramo final del festival.

PolifoniK Sound cerró una nueva y exitosa edición del festival con EL 21 DJs, que deben su nombre a la popular sala de conciertos de Huesca, referencia absoluta para público y prensa de España.