302 conciertos, 24 mercados medievales, oralidad, teatro en la calle, exposiciones, cine, conferencias… Más de medio millón de espectadores. El Festival Internacional en el Camino de Santiago cumple este año sus bodas de plata.

25FICS DPH Cartel Mariscal

Entre los días 4 y 28 de agosto, Jaca, Santa Cruz de la Serós, Berdún, Hecho y Siresa acogerán el Festival Internacional en el Camino de Santiago. El gran rasgo distintivo del festival es la gran armonía en “aunar contenido y continente, en armar el contenido musical y los espacios patrimoniales que le sirven de escenario”. Ante la celebración de los veinticinco años, Berta Fernández, diputada delegada de Cultura de Diputación de Huesca, destacó que “una fecha tan redonda es algo que solo se logra cuando un proyecto cultural es realmente sólido. Es necesario poner en relevancia la destacada inversión pública en programas de alto contenido cultural, así como la coordinación entre distintas instituciones, una labor que los propios técnicos de la Diputación de Huesca llevan realizando con éxito muchos años”.

Además de la proyección de la Jacetania y de su patrimonio cultural, el Festival Internacional en el Camino de Santiago ha desarrollado a lo largo del tiempo “un público muy fiel, exigente y erudito. Programar desde la excelencia es la mejor forma de difundir la cultura, si esto se hace de forma continuada durante varias décadas, se puede hablar del establecimiento de una base muy sólida de público melómano que, además, se va renovando con los años”, subrayó Berta Fernández.

En la programación de este año destaca la presencia de personalidades aragonesas como Eduardo López Banzo, director de Al Ayre Español y el organista y profesor José Luis González Uriol. Berta Fernández asevera que “es todo un privilegio comprobar de nuevo que, en este campo, nuestra cultura cuenta con artistas tan valorados internacionalmente”.

En palabras de Berta Fernández, “El intercambio cultural se reinventa, haciendo del festival un lugar idóneo para el encuentro. El Camino de Santiago es una ruta de comunicación cultural entre los pueblos europeos, así pues articular un festival alrededor de la idea del Camino fue en su momento apostar por la europeización de nuestra vida cultural. La diputada de Cultura recalcó que “desde Diputación de Huesca se ha apostado por los programas de cooperación cultural internacional como forma de superar barreras culturales. Este año de aniversario resulta realmente adecuado presentar en el marco de Camino de Santiago los frutos del trabajo conjunto entre María José Hernández, Joaquín Pardinilla y Daniel Escolano con los músicos marroquís Khalid El Berkaou, Mustapha Amal y El Hassan Boumlik.

Por su parte, Luis Gutiérrez, alcalde del Valle de Hecho, destacó “la apuesta de gran calidad, decidida e importante, de la Diputación de Huesca con este gran festival. Es el punto que necesitamos para que nos visiten y conozcan. Un certamen que es tan vertebrador y dinamizador como el propio Camino de Santiago”. Andrés Esclarín, vicepresidente segundo de la Comarca de la Jacetania, subrayó del festival la programación del Festival Teatro en la Calle, que con cinco obras los días 20 y 21 de agosto “consigue llevar a los pueblos un teatro de calidad, sorteando las dificultades de espacios e infraestructuras”. Olvido Moratinos, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jaca, alabó cómo el festival “pone en valor el Camino de Santiago en todos los sentidos. El Camino de Santiago está vivo como gran reclamo turístico”. Moratinos invitó a visitar el Mercado Medieval de las Tres Culturas, que tendrá lugar del 23 al 25 de agosto, al finalizar el festival.

La programación del festival también fue compartida por su director, Luis Calvo, que subrayó “la necesidad de poner en valor a través de la música antigua algunas de las iglesias románicas de la Ruta Jacobea en Aragón”. Calvo presentó también en rueda de prensa la magnífica imagen gráfica diseñada para las bodas de plata del festival, obra de Javier Mariscal, cartel y logotipo de un creador que ya colaboró hace veinticinco años para los festivales de Diputación de Huesca. Asimismo, preocupado siempre por “los nuevos públicos”, el certamen contará con interesantes nuevas secciones, a modo de secciones paralelas, como un ciclo de cine sobre Bach y diversos espectáculos para todos los públicos en Jaca.

“Entre las actuaciones estrella destaca Jordi Savall, uno de los más reconocidos intérpretes a nivel mundial, que el 6 y 7 de agosto llevará obras de algunos de los compositores europeos que escribieron para viola de gamba”, destaca Luis Calvo, como Sainte Colombe, Marais y Bach. Ahí podremos disfrutar lo que afirma el maestro Jordi Savall, “yo no hago música antigua. Interpreto melodías que fueron creadas hace muchos años. Cada vez que se toca, la música renace de una forma diferente. Solo son antiguas las partituras”.

Su director, Luis Calvo, recordó que los conciertos son “de aforo limitado y de entrada gratuita con invitación. Por los medios de comunicación y en nuestra web www.festivalcaminosantiago se avisará de la fecha inicio para la retirada de invitaciones, en torno al 15 de julio, vía Internet y en el propio Palacio de Congresos de Jaca en horario de mañanas”. El festival comenzará el 5 de agosto en la iglesia de Santa Cruz de la Serós, con la actuación del grupo vocal femenino Alia Mvsica. El grupo de cámara británico Freetwork, la soprano checa Gabriela Eivenoba y el director Adam Viktora, la Academia Piaccere, María José Hernández, Joaquín Pardinilla y Luis Delgado, Pere Ros, la Oropéndola —José Luis González Uriol y Javier Artigas—, la Capilla Real de Madrid y Sopra il Basso de Amsterdam son otros de los nombres propios para esta edición de lujo que latirá este verano en la Jacetania.

Por otro lado, el Museo Diocesano de Jaca albergará, del 4 al 28 de agosto, la exposición de instrumentos medievales El Sonido del Medievo, colección de Luis Delgado y del Museo de la Música de Urueña, que el mismo día 4 contará con la charla Introducción a la Música Medieval Cristiana de manos del propio Luis Delgado. La exposición presenta más de 70 piezas, fielmente reproducidas de pórticos, capiteles y manuscritos, donde cada instrumento lleva una cartela con el nombre y la imagen de donde se ha reproducido. El Sonido del Medievo se organiza según las fuentes iconográficas utilizadas en la construcción de los facsímiles.