El cantaor presentó en Pirineos Sur su aclamado y rompedor “Voces del extremo”, con el que sorprendió al numeroso público que se acercó al escenario de los Mercados del Mundo. 

Hoy se cierra el ciclo “Color Café”, con el concierto de Yorkston Thorne Khan; y por la noche actuarán los coreanos Jambinai

ninodeelche foto javier blasco

Niño de Elche. Foto: Javier Blasco

Sin guitarras españolas, ni palmas, ni ningún elemento reconocible del flamenco. Así salió al escenario de Sallent de Gállego Niño de Elche y sólo acompañado de un par de músicos. “Notificaciones” fue la escogida para abrir la noche, quizá para avisar ya claramente que lo suyo no es flamenco al uso. No puede serlo cuando los instrumentos a los que recurre es una mesa de mezclas, un bajo y una guitarra (con un uso muy poco habitual, todo hay que decirlo). Pero la apuesta salió bien, le respondió un público con aplausos tras mostrar un silencio sepulcral durante casi 10 minutos.

Mostró su faceta más amable con “Estrategias de distracción” y “El comunista,” pero en seguida regresó a la experimentación más desgarradora con “Canción de corro de niño palestino”, con la que logró uno de los momentos más memorables de la noche. Siguió por esa senda: el kraut-rock mezclado con electrónica que adereza su último trabajo y que fue el pilar sobre el que construyó el concierto que ofreció en Pirineos Sur.

Menos dicharachero y reivindicativo (sólo en lo que plasma en sus letras, que es mucho) que en otras ocasiones, pero tan agitador de conciencias como siempre, gracias a un planteamiento que es imposible que pase desapercibido. Con su magistral manera de cantar y sus magníficas dotes teatrales, logró convencer a un público sorprendido, pero que se dejó conquistar mientras avanzaba el show.

No dejó la oportunidad de mostrar su admiración por Enrique Morente; le debe mucho. Niño de Elche ha demostrado que es un digno heredero de esa tradición transgresora y el círculo lo cerró acercándose a posturas más tradicionales al final de la de actuación: por fin sacó a relucir la guitarra española en “Informe para costa rica” y volvió a poner los pelos de punta con su voz en esa nueva canción que ha grabado con Toundra, “Canción de amor de San Sebastián”.

Último concierto de “Color Café”

Color Café”, el nuevo ciclo que ha creado Pirineos Sur para disfrutar de concierto en un ambiente íntimo y relajado llega hoy a su fin. Tras dos días en los que ha tenido una gran aceptación por parte del público, hoy llega a su fin con Yorkston Thorne Khan. Este grupo experimental incluye a James Yorkston, uno de los más influyentes cantautores de la escena del folk escocés; Jon Thorne, contrabajista de jazz y miembro del proyecto electrónico Lamb; y Suhail Yusuf Khan, intérprete de sarangi (instrumento hindú con el que ha ganado varios premios) y cantante clásico de Nueva Delhi.

Musical tradicional coreana adaptada a los nuevos tiempos

Creadores de algunos de los sonidos más innovadores de la escena underground de Asia oriental, Jambinai ya han dado mucho de qué hablar desde que se formaron en Seúl en 2009. Sus tres miembros utilizan instrumentos típicos de su país y trasladan la música tradicional coreana al siglo XXI, por medio del post rock más potente. El resultado se vio hace poco en Barcelona y fue deslumbrante.