Las Fiestas del Pilar ya han comenzado. A las 21.00 horas la pregonera de este año, Carmen París, ha pronunciado un discurso en el que ha ensalzado el papel de la cultura aragonesa al sentirla “en peligro de extinción”. 

pregon

“Yo vengo a ofrecer mi corazón”. Una reivindicativa Carmen París ha sido la encargada este año de dar el pistoletazo de salida a las Fiestas del Pilar. El discurso de París, que se ha prolongado durante 20 minutos, ha estado protagonizado por el ensalzamiento de la cultura aragonesa. París ha animado a los zaragozanos a vivirla intensamente estos días, pero también a apreciarla durante todo el año.

“Durante las fiestas disfrutaremos cada cual a su manera, de muchas de las cosas que conforman nuestras tradiciones y cultura, P’al Pilar sale lo mejor!”, ha vitoreado la cantante que ha añadido que “no sólo con fiestas sobrevive esa cultura que tanto nos gusta disfrutar, ni tampoco sólo con subvenciones, sobrevivirá en unas condiciones que la hagan sostenible a lo largo del año en lugar de las condiciones que estrangulan toda iniciativa desde hace años”.

En un mensaje directo a la clase política, París les ha pedido que “velen por nuestra cultura aragonesa universal que entronca con árabes, sefardíes, con el Mediterráneo, con África y con Hispanoamérica, para que dure viva muchos años más, la apreciemos y cultivemos y no quede relegada a pieza de museo”. La artista ha tenido un recuerdo para “los paisanos” que sufrieron las riadas “para que no se olviden de ellos las administraciones”, y a los heridos y fallecidos en la fábrica de la pirotécnia zaragozana el pasado agosto.

 

“¡Desde Napoleón hasta hoy, vivan Zaragoza y las mujeres de Aragón!¡Las fiestas empiezan ya, a disfrutarlas!”. Con esta frase Carmen París ha dado paso al chupinazo que ha transformado la plaza en un auténtico clamor y desenfreno. Bajo el balcón del Ayuntamiento, miles de zaragozanos y visitantes, como es tradición, han comenzado a saltar con sus cachirulos dando la bienvenida a una intesa semana de fiesta.