Arranca una nueva edición de la Semana Cultural de la Madalena. La lectura del pregón o el Festival Guillotina Fest son algunos de los actos más populares. Como novedad, destaca un aumento de la oferta infantil y una apuesta por la solidaridad.

madalena
Los vecinos del barrio zaragozano de la Madalena disfrutarán de cerca de un centenar de actividades al aire libre en la XXIX edición de su Semana Cultural entre el 17 y el 26 de junio. Como novedad, se reforzará la oferta infantil con respecto a otros años.

Este festejo dará el pistoletazo de salida con la lectura del pregón de mano de Concha Arnal, veterana feminista, y el cantaor Manuel Tejuela, el viernes 17 en la plaza de la Madalena a las 20.00 horas. Otro de los actos destacados de la jornada será el XII Cros Nocturno , que ya ha congregado a casi 300 corredores. Para cerrar el día, los vecinos del barrio bailarán al son de la Verbena Enlatada por los refugiados.

La mañana del sábado 18 albergará el pasacalles a cargo de Charandanga y el acto homenaje a Francico Acaso, mientras que la tercera edición del Festival Guillotina Fest será el protagonista de la tarde. Esparatrapo, White Coven, The Magnetophones y Dj Valle Nato animarán la plaza San Agustín.

El primer fin de semana lo cerrarán tres actividades infantiles, entre las que destaca la pintada del mural y la gymkana de juegos aragoneses, y los vermús musicales en diferentes bares del barrio (Entalto, Dixie y Vinagre & Rock). Una cita ineludible es la comida popular que tendrá lugar a las 15.00 horas.

Desde la asamblea organizadora han querido poner el acento en el proceso de construcción de sus fiestas, por encima de la cantidad y de la calidad de sus propuestas. Asimismo, afirman apostar por el “hazlo tú mismo colectivo frente al formato del promotor institucionalizado”.

Otro de lo temas que reivindica la Asamblea es la progresiva desaparición de los bancos en los principales paseos y la inacción del Ayuntamiento en su reposición. Reiteran la necesidad de instaurar nuevo mobiliario ya que las calles y plazas son “espacios con la función principal de propiciar encuentro, interacción e intercambio cultural entre vecinos”.

La solidaridad de la Madalena también salta a la calle. Varias de las actividades recogerán fondos para organizaciones de ayuda a los refugiados. Además, el barrio también buscará reforzar valores como el antirracismo, el feminismo y la defensa de un modelo urbano pensado para personas y como territorio de acogida.