El consejero del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, se compromete a cambiar el Decreto que regula los espectáculos públicos. Así lo ha señalado este viernes en una reunión, que con anterioridad había solicitado la Asociación de Promotores Musicales de Aragón para proponer la modificación de la norma.

reunion promotores espectaculos
El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, se ha comprometido este viernes ante representantes de la Asociación de Promotores Musicales de Aragón a modificar el Decreto 16/2014 por el que se regula la celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas ocasionales y extraordinarias en la Comunidad Autónoma de Aragón “de una manera razonablemente rápida, después de hablar con todos los estamentos implicados y con el mayor acuerdo posible”.

Vicente Guillén, que ha estado acompañado en la reunión por el director general de Servicios Jurídicos, Vitelio Tena, se ha mostrado partidario de “cohonestar la protección de la infancia con la actividad empresarial relacionada con los espectáculos musicales. De lo que se trata es de encontrar alternativas viables”.

Los miembros de la Asociación de Promotores Musicales se han mostrado, a juicio del Ejecutivo, “muy críticos” tanto con el contenido general del Decreto como con el hecho de que, en particular, “no delimitasen claramente las competencias de inspección en el momento de los espectáculos, lo que lleva a frecuentes casos de duplicidad de presencia policial dependiente de las distintas administraciones en un mismo evento para efectuar tareas de comprobación”.

En este sentido, el consejero Guillén se ha comprometido a trasladar algunas instrucciones a la Policía Autonómica para el cumplimiento “razonable” de los aspectos legales del Decreto.

Además, los promotores han manifestado que desde la entrada en vigor del Decreto se encuentran en una situación “de acoso que ha sido propiciada por el anterior Gobierno de Aragón”. Han remarcado también el hecho de que las comunidades autónomas se rijan por disposiciones “muy dispares en una misma materia, aspecto que encarece de forma efectiva la organización de los espectáculos”.

El Decreto se estructura en tres capítulos. El primero de ellos está referido a las competencias y el ámbito de aplicación de las norma con sus correspondientes exclusiones. El Capítulo II hace referencia al procedimiento de autorización y a la documentación que han de presentar los promotores para la organización de los espectáculos.

Finalmente, el Capítulo III contempla los requisitos generales para la organización de espectáculos públicos y actividades recreativas ocasionales, de conformidad con la Ley 12/2001 de la Infancia y Adolescencia en Aragón, que prohíbe el acceso de menores a estos espectáculos y actividades recreativas cuando se desarrollen en recintos “especialmente dedicados a la expedición de bebidas alcohólicas”. Este es uno de los aspectos más contestados por los promotores de espectáculos ya que no permite la entrada de menores de edad salvo que vayan acompañados de un adulto o se garantice que no tienen acceso a las zonas donde se expiden bebidas alcohólicas.

El problema consiste en la dificultad de determinar “con claridad qué recintos están especialmente dedicados y cuáles no”, lo que el consejero se ha comprometido a revisar y perfeccionar dentro de la normativa.