La Ronda de Boltaña puso este domingo 24 de julio el colofón a la X Feria Pirenaica de luthiers, Pirenostrum, el certamen más importante del país dentro de este segmento de la artesanía de instrumentos musicales. Las primeras estimaciones afirman que ha sido “la feria que más personas ha reunido en el casco antiguo de Boltaña”.

Foto: Facebook Pirenostrum Feria Pirenaica de Luthiers Boltaña

Foto: Facebook Pirenostrum Feria Pirenaica de Luthiers Boltaña

La música y las canciones de La Ronda de Boltaña han puesto el colofón a la X Feria Pirenaica de luthiers, Pirenostrum, el certamen más importante del país dentro de este segmento de la artesanía de instrumentos musicales. A la espera de realizar un balance definitivo sobre afluencia de público y ventas, todo apunta a que la de este año ha sido “la feria que más personas ha reunido en el casco antiguo de Boltaña”, tal y como han manifestado desde la organización en un comunicado. De hecho, han agregado, algunos luthiers han hablado de que el sábado, “efectuaron más ventas que en toda la novena edición”.

La declaración de Pirenostrum como Actividad de Interés Turístico de Aragón ha supuesto, sin duda, un gran impulso a la Feria Pirenaica de luthiers y, debido a ello, su repercusión ha llegado a mayor número de público.

Con una plaza Mayor recién renovada, un aparcamiento habilitado para estos días y el traslado de la carpa a las Eras Altas, el casco antiguo de Boltaña ha ejercido un gran atractivo para los miles de visitantes que el fin de semana se han acercado a recorrer los patios y adentrarse en el mundo de la luthería de primera mano, a través de las explicaciones de los constructores de instrumentos musicales tradicionales. Pero hasta Boltaña son muchos los músicos profesionales y aficionados que acuden para encargar o comprar estas piezas elaboradas de forma artesanal y que son enviadas a muchos países.

Jesús María Palazón, médico de profesión y músico de devoción, además de constructor artesano de ocarinas, es uno de los luthiers que acude asiduamente a esta feria. Los grupos de música tradicional Milladoiro y Oskorri utilizan ocarinas construidas con las manos de este fabricante que ha viajado a a Boltaña desde las Islas Baleares.

La organización de Pirenostrum, el Ayuntamiento de Boltaña, espera haber cumplido las expectativas de profesionales y aficionados de la música tradicional en esta décima Feria Pirenaica de luthiers, una edición marcada por grandes novedades, muy valoradas por luthiers y público.

Las calles de Boltaña se han convertido en escenarios de conciertos, unos programados por la organización y otros, improvisados entre músicos que han intercambiado experiencias. Los sonidos de la música tradicional de diferentes comunidades autónomas españolas y francesas han impregnado de cultura y señas de nuestra identidad el casco antiguo de Boltaña, un pueblo con gran raigambre musical.