Los promotores musicales y las salas de conciertos piden que los menores también puedan entrar a sus conciertos. Recuerdan que la música es una forma de cultura y consideran que habría que equiparar este tipo de actuaciones con el teatro o el cine. Denuncian que el decreto de espectáculos de la DGA sigue olvidándose de ellos.

"Queremos entrar" incide en que los menores tienen derecho a acceder a los conciertos, porque también son cultura

“Queremos entrar” incide en que los menores tienen derecho a acceder a los conciertos, porque también son cultura

Los promotores musicales y las salas de concierto piden que los menores también puedan entrar a los conciertos. Inciden en que son ellos los que organizan el 90% de las actuaciones que se ofertan a lo largo del año y recuerdan que la música “es una forma de cultura”.

Sin embargo, denuncian que el nuevo decreto de espectáculos que acaba de sacar a información pública el Gobierno de Aragón sigue olvidándose de ellos. “No han contado con nosotros y está muy bien y apoyamos que los menores puedan acudir a espectáculos al aire libre, en pueblos, etc. Pero también tienen que poder entrar a los conciertos en las salas. Si en los años formativos, de adolescencia, les prohibimos la entrada, no volverán a entrar nunca”, ha señalado Chema Fernández, promotor musical de Antípodas.

En la misma línea se ha expresado el consejero municipal de Cultura, Fernando Rivarés, que se ha reunido esta mañana con el colectivo ciudadano “Queremos entrar”. Rivarés ha señalado que los jóvenes “tienen que tener derecho a disfrutar de la música en directo”. Además, ha continuado, “es el momento en el que puedes construir públicos”.

Desde el colectivo “Queremos entrar” piden que el acceso a menores en pubs y discotecas siga prohibido “excepto cuando haya un concierto”. Nacho Pascual explica que “si hay una actuación, un menor podrá entrar pero siempre siendo identificado y facilitándole, además, una pulsera o algún otro sistema de control para que no pueda beber alcohol”.

El nuevo decreto de espectáculos estará un mes en exposición pública

El nuevo decreto de espectáculos estará un mes en exposición pública

Si se tomase esta medida, los responsables de controlar que todo se desarrolla correctamente “serán las salas”, ha añadido Pascual. Los mayores de 16 años podrían entrar con un acceso autorizado mientras que los menores de esa edad tendrían que ir acompañados de sus padres o tutores.

El objetivo de la plataforma es que la actividad cultural “prevalezca sobre el alcohol”. “El acceso a la música en vivo es una experiencia cultural que forma parte de la educación de los niños y adolescentes”, han concluido desde “Queremos entrar”.

 

NUEVO DECRETO

Los menores de 16 años que asistan a espectáculos públicos que empiecen a partir de las once de la noche deberán acudir acompañados por sus padres, que se harán responsables de su protección. A partir de los 16 años, no será necesario ese control parental. Esta es la novedad más significativa del nuevo decreto de espectáculos que acaba de sacar a información pública el Gobierno de Aragón.

Además, este nuevo decreto también elimina la obligación de crear una zona delimitada sin alcohol para menores en los espectáculos. La secretaria técnica de Fapar, Nieves Burón, ha remarcado que esa medida “hemos comprobado que no ha funcionado”.

“Los menores han seguido haciendo botellón, por lo que hemos podido comprobar que hay que trabajar en otras medidas y, sobre todo, en una línea educativa. También hay que fomentar el control para sancionar a los que vendan alcohol a menores”, ha añadido Burón.

Los diferentes colectivos tienen un mes de plazo para poder presentar alegaciones a este nuevo decreto.