Los zaragozanos le darán la bienvenida al 2017 a través de la música. Por cuarto año consecutivo, la Orquesta Sinfónica Goya y el Auditorio de Zaragoza se unen para crear el Gran Concierto de Año Nuevo, un espectáculo en el que los valses y polkas típicamente vieneses compartirán escenario con producciones “de la tierra”.

concierto a nuevo

Este concierto volverá a repetirse el día 8 de enero, dentro de la temporada del Ciclo de Introducción a la música

La música volverá a ser la encargada de darle la bienvenida al 2017. Por cuarto año consecutivo, la Orquesta Sinfónica Goya y el Auditorio de Zaragoza se han unido para crear un gran espectáculo. Se trata del Gran Concierto de Año Nuevo, en el que más de 200 personas darán lo mejor de sí para acoger el nuevo año de la mejor manera posible.

Los valses y polkas típicamente vieneses se conjugarán con las producciones “de la tierra” y crearán así un concierto original y para todos los públicos. “Queríamos que el concierto fuese distinto, y lo conseguimos. Mezclamos las ideas de Viena con todo tipo de híbridos, como valses franceses o productos típicos aragoneses”, ha apuntado el director de la orquesta, Juan Luis Martínez.

Este año, regresan actuaciones ya más que consagradas. Tanto el coro infantil Amici Musicae como la compañía de danza LaMov se volverán a subir al escenario para hacer de la música y el baile un solo ente. Pero el 2017 también trae novedades. Por primera vez, les acompañará el coro adulto de Amici Musicae; no obstante, la gran novedad es la actuación del tenor zaragozano Eduardo Aladrén.

“Tengo una gran satisfacción. Ya son tres años los que me habían ofrecido venir, pero no podía ser. Este 2017 por fin ha sido posible y estoy feliz de compartir este concierto con mis familiares y amigos”, ha destacado el tenor.

Asimismo, el director del Auditorio de Zaragoza, Miguel Ángel Tapia, ha indicado que se trata de una gran producción que, “salvando las distancias con Viena”, tiene mucho que ofrecer. De hecho, ha anunciado que este concierto volverá a repetirse el día 8 de enero, dentro de la temporada del Ciclo de Introducción a la música”. “El que no consiga su entrada, tiene otra oportunidad”, ha advertido.

Y es que, según ha afirmado el coordinador de la Orquesta, solo restan 80 entradas de las 1.800 que se pusieron a la venta. “Vamos a empezar el año con la mejor de las fiestas”, ha alegado.

Entre las piezas que se interpretarán no faltará la tradicional Marcha Radetzky, algunas obras de Tchaikovsy o el Valse Triste de Jean Sibelius. No obstante, desde la organización han dicho que se reservan “alguna que otra sorpresa para el gran día”.

“Vamos a escuchar melodías muy grandes. Es una invitación al disfrute, nosotros disfrutamos con la música, y vamos a transmitirlo”, ha apostillado Martínez.