La Universidad San Jorge ha creado una orquesta solidaria con la que trata de hacer más llevadera la estancia de niños hospitalizados con sus “tiritas musicales”. Los músicos pasan una hora a la semana, los jueves a las 18.00 horas, en el Hospital Clínico Universitario de Zaragoza en la que, además de tocar, enseñan a los pequeños.

Presentación de la Orquesta Solidaria de la USJ.

En el zaragozano Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa los jueves a las 18.00 horas, además de los medicamentos habituales, se prescriben “tiritas musicales”. La encargada de repartirlas es la Orquesta Solidaria de la Universidad San Jorge que pasa una hora a la semana tocando y enseñando música a los niños hospitalizados para hacer más llevadera su estancia.

La orquesta está formada por 32 músicos, de los cuales el 50% son estudiantes de la USJ y el otro 50% refuerzos venidos del conservatorio. Pero no todos van todas las semanas al hospital por los problemas que causarían, sino que lo hace un pequeño grupo cada semana.

El responsable de Actividades Culturales de la USJ, Ignacio Esquí, ha explicado que la orquesta hace dos meses que comenzó sus visitas y se presentará oficialmente el próximo 23 de septiembre, coincidiendo con la apertura oficial del curso, en un concierto en el Museo Diocesano de Zaragoza. Tras éste espera que la orquesta dé otro recital antes de navidades en el CMA Las Armas, lugar donde ensayan.

El director de la orquesta, Juan Carlos Roldán, ha explicado que la actividad que llevan a cabo “más que un concierto, es pasar media hora con los niños con la música de por medio”. Aunque cuentan con un repertorio de canciones que ha definido como “ecléctico”, con atención a las peticiones de los músicos, en el que se encuentra desde Salieri y Mozart hasta obras del siglo XX. Y también cuentan con composiciones propias.

Roldán ha comentado las buenas sensaciones que deja esta actividad que permite a los niños olvidarse por un rato de su hospitalización mientras cogen los instrumentos y que es mejor recibida incluso por sus padres.

El rector de la USJ, Carlos Pérez Caseiras, ha afirmado que con este proyecto la institución ha tratado de ir más allá de lo meramente educativo. Y por su parte, el responsable de Pastoral Universitaria ha considerado que esta actividad de ayudar a los enfermos ha encajado con sus objetivos solidarios.