Relajarse, repetir y recordar. Ésta es la filosofía de la clase de inglés que, a ritmo de Rap, han disfrutado los alumnos de secundaria del IES Pablo Gargallo de Zaragoza. A través de este estilo musical, y de un profesor norteamericano, los jóvenes han aprendido una nueva forma de entender, divirtiéndose, la lengua anglosajona.

devine

Devine durante la sesión

Aragón Sounds / Zaragoza, 18 de enero de 2016.- Los alumnos del IES Pablo Gargallo de Zaragoza han aprendido inglés a ritmo de Rap este lunes. Gracias a la actividad Rhym on time, impulsada por el profesor norteamericano Jason Devine, han comprobado que es posible eso de aprender otro idioma divirtiéndose y dejando atrás la enseñanza más tradicional.

Durante la sesión, que dura poco más de una hora, los alumnos practican al estructura de las tres R: “relajarse, repetir y recordar”, cantando las pegadizas letras de las canciones de Devine, que esconden normas gramaticales básicas de la lengua anglosajona. Un método novedoso que ya se había desarrollado en otros institutos de la Comunidad y que desde el propio Departamento de Educación esperan que se siga expandiendo, ya que cuadra con el plan de innovación en la enseñanza tradicional que están impulsando.

“Es una metodología muy activa que hace implicarse directamente al alumnado durante la lección y que desarrolla la comunicación lingüística que queremos potenciar”, ha señalado el director general de Innovación, Jesús Garcés. Junto a él, a la sesión ha acudido el director general de Cultura, Nacho Escuín, que ha recordado que Zaragoza es epicentro del hiphop en España y que clases como éstas, “además de mejorar el nivel de inglés, genera buenos espectadores de culturas musicales variadas en un futuro”. Por el momento, estas clases las plantea cada centro de manera autónoma pero desde Educación han animado al resto de centros a que las promuevan.

Jason Devine

La sesión ha tenido lugar en el salón de actos del IES Pablo Gargallo

Los alumnos, por su parte, han asegurado que prefieren aprender así que en clase “como siempre”. “Me parece más entretenido y más fácil de recordar que con el libro de toda la vida”, ha explicado un joven de 16 años. El profesor norteamericano ha apoyado esta teoría y ha señalado que el mismo, como profesor, se dio cuenta de que los métodos tradicionales “no funcionaban del todo”. Por lo que se decidió a mezclar sus dos grandes pasiones, la música y la enseñanza, con un mismo fin: hacer del inglés un idioma divertido para aprender.

De esta manera, bajo el lema “the more you repeat, the more you remember“, miles de alumnos de diferentes partes del mundo ya han aprendido la lengua anglosajona gracias a este innovador método.