Todos los componentes de este grupo que combina humor y música tradicional aragonesa, vienen de diferentes formaciones musicales, pero ofrecerán su primer espectáculo como Clandestine Folk Club el sábado 18 de febrero en el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter de Zaragoza .
 Cartel Clandestine Folk Club

Tras un par de años intentando sacar a la luz un espectáculo de música tradicional divertido, diferente y, sobre todo, tras pasar buenos ratos de ensayo, Clandestine Folk Club presentan su trabajo. Son un grupo de siete músicos – bajo, acordeón, clarinete, gaita de boto, dulzaina, tarota y percusión- que vienen de diferentes andaduras artísticas (folk, rock y electrónica) y que, acompañados de una pareja de actores, decidieron montar un espectáculo para pasar un buen rato, reír y, sobre todo, hacer música tradicional diferente.

Clandestine Folk Club querían crear algo distinto y acabar con el concepto anticuado de la música tradicional. Lo primero fue escribir un buen texto y componer la música. Así nacieron cinco temas propios. El resto son de repertorio tradicional. Comenzaron los ensayos y nació  “Clandestine Folk Club”. Su estreno será en el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter el sábado 18 de febrero a las 18.30 h.

ESPECTÁCULO
“La Historia de Zebulón”, así se titula el primer espectáculo de Clandestine Folk Club. Sobre la desdichada historia de un musicólogo ficticio enamorado de la música tradicional aragonesa, se van desgranando músicas y diferentes gags que componen la representación. Además de música tradicional aragonesa, se intercalan tangos, boleros, sambas, corridos… Muchas de estas piezas son de composición propia e interpretadas con instrumentos tradicionales, representando así el papel del músico popular que recorría nuestros pueblos adaptando los nuevos y atrevidos ritmos de moda a la fiesta mayor.

Las canciones llegan precedidas de textos introductorios, que describen pasajes de la vida del personaje Zebulón. Textos plagados de juegos de palabras, dobles sentidos y equívocos. El espectáculo se completa con gags y personajes secundarios, que ejercen como bailarines y animadores, labor encomendada a los actores del grupo teatral “Plan C Teatro”.

Música folk, bailes, animación y humor blanco y atemporal. Para todo tipo de público.