Bajo el título de ‘À La Fin Sera L’Écrit’, la banda de post rock ubicada en Zaragoza nos presenta su segunda referencia discográfica editada en vinilo y bajo la producción de Karlos Osinaga (Lisabö). El 17 de febrero se presentará el disco junto a Diana Lagarto en el mítico Arrebato de Zaragoza.

rouille promo pic

Ha pasado un año desde que Rouille (óxido en francés) diera su último concierto. La banda de postrock afrancesado afincada en Zaragoza (formada en 2015 con gente de Interlude, Visión Túnel o Amanda Woodward) ponía fin en el ciclo Auditiva a su primera etapa. Más de 10.000 km de carretera, casi 40 conciertos por todo el estado (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbo, Donosti, Santander, Gijón, Oviedo…) y una pequeña gira por Francia han consolidado y madurado el sonido de la banda. “On Tue Ici”, su primer disco, se les había quedado corto. Era el momento de pasar por el estudio.

Con la pausa necesaria, Rouille terminan de cerrar canciones nuevas junto a Sergio Segura en El Malecón Records y perfilando una propuesta más madura y afilada. Es entonces cuando Karlos Osinaga (Lisabö) se pone a los mandos de la producción en los estudios de Bonberenea (Tolosa). El disco va creciendo poco a poco adentrándose más en su particular universo. La música fluye y los temas se entrelazan, las texturas crecen y cada capa de sonido matiza la anterior. Karlos se involucra como uno más de la banda llegando incluso a aportar su voz en “Contrôleurs de contrôleurs”. Finalmente las 6 canciones se convierten en un todo, más de 30 minutos de postrock desgarrado, visceral y hermoso que juguetea con las entrañas y nos traslada a lugares muy oscuros en los que no existe el miedo pero los sentidos se confunden. Rouille se han hecho mayores, al final quedará lo escrito y “À la fin sera l’écrit” da fe de ello.

rouilleEl disco, que cuenta con el diseño de la propia banda, será coeditado por sellos de distintos lugares de Europa: Walking is Still Honest (Granada/Berlín), La Agonía de Vivir (Madrid), Pifia Records (Gijón), Analog Profusion (París) y el colectivo zaragozano Magofermin. Todos estos sellos están caracterizados, al igual que el propio grupo, por la preferencia y la simpatía hacia la autogestión y el Hazlo Tú Mismo.

Les toca ahora volver a los escenarios, el lugar donde están más cómodos. Es en directo donde el post rock de Rouille se desata, una patada en el estómago violenta y hermosa. La presentación del disco será el viernes 17 de febrero, junto a los bilbaínos Diana Lagarto, en el mítico Arrebato (calle Palafox 28). El cuentakilómetros de Rouille vuelve a rodar con las mismas ganas de siempre de añadir nuevas muescas en el hacha.

rouille concierto