El grupo aragonés UV Ultravioleta ha vuelto a sorprender. Un grupo exclusivo de 50 personas han acudido a un concierto clandestino en una azotea de Zaragoza. Allí, han presentado nuevo tema, nuevo integrante y nuevo rumbo, y es que a este grupo no le importa reinventarse y jugar con otros registros como la electrónica.


Ultravioleta ha regresado y lo ha hecho por todo lo alto. El grupo aragonés ha querido presentar sus nuevos temas, así como a su nuevo integrante, en un concierto en una de las azoteas situadas en la plaza de España de Zaragoza.

El factor sorpresa ha sido su baza hasta el último momento. Un grupo exclusivo de alrededor de 50 personas conocían de antemano el lugar y la hora a la que debían acudir para ver “ese algo” que se les prometía, pero no sabían que iba a ocurrir después. Ha sido sobre las 18.45 cuando, al alzar la vista, han visto cómo una pancarta con el sello del grupo se desplegaba en una de las azoteas. El concierto sería allí.

El cantante del grupo, Jorge Doherty, ha expresado su voluntad de seguir sorprendiendo. “Ya lo hicimos con “asalto al tranvía” o con “Paseo con su piano de cola por Zaragoza” y hoy lo queríamos volver a hacer. Creo que hemos acertado con el lugar”, ha anotado el cantante.

El propio grupo ha adelantado que querían reinventarse, que no les “importa coquetear con otros registros como la electrónica”. Además, otra de las novedades indiscutibles de esta nueva etapa es la incorporación de Marcos Peña a la familia UV. “Yo ya los conocía y estoy encantado de formar parte de esto”, ha indicado el nuevo integrante.

Así, este jueves se ha convertido en una jornada compuesta por grandes dosis de buen ambiente, pero sobre todo de grandes dosis de música.

Ultravioleta