La Orquesta Popular de la Magdalena sigue apostando por revitalizar el flamenco, la jota y otras manifestaciones del folclore popular. Por ello, ha lanzado “Flamenco diásporo II”, la continuación de su primer disco que, en esta ocasión, apuesta por integrar el cante con la electrónica.

Los 500 ejemplares editaros saldrán a la venta esta semana

Los 500 ejemplares editaros saldrán a la venta esta semana

Músicos, cantantes, poetas, escritores, realizadores… Al final, más de 30 artistas han participado en el nuevo disco de la Orquesta Popular de la Magdalena. Un volumen que, bajo el título de “Flamenco diásporo II“, busca dar continuidad al primer disco ya que “se quedaron muchas cosas en el tintero”, tal y como han apuntado sus productores, Alberto Gambino y José Luis Cortés.

Este nuevo disco ha apostado por integrar el cante flamenco, la jota y otras manifestaciones del folclore popular con ritmos programados. “El uso de la electrónica es bastante suave pero está presente durante todo el disco. Se trata de mezclar lo popular con el jungle, el hip hop y el reggae”, ha explicado Gambino.

El volumen incluye once temas muy variados entre los que destacan los “Tangos del Tío Tejuela”, “Rumba norteña” o “Hip tanos”. Este último, según ha comentado Gambino, es una reflexión gitana sobre la historia, que hace referencia a “momentos muy duros”. “Hay temas populares que parecen hecho hace muchos años. También los hay muy bailables que pueden ser hasta pinchables. Además, ha habido mucha más solidaridad en la puesta a punto de este trabajo”, ha expresado Cortés.

La grabación se ha realizado en el estudio Laboratorio Audiovisual de Zaragoza y se han editado 500 ejemplares que saldrán a la venta esta semana. “Hemos discutido mucho menos que en la anterior edición -ha bromeado Cortés-, los cantantes han ido encontrando su voz y la forma de trabajar en un estudio”.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza, el director gerente de Cultura, Saúl Esclarín, ha alegado que esta orquesta es una banda muy necesaria y “muy justificada”. “El mestizaje es un mensaje de respeto y convivencia”, ha apostillado.