La última noche del River Sound Festival contó con un elenco de artistas que dieron un espectáculo de lujo para concluir esta edición. El Parking Norte Expo apostó por la diversidad musical con la inauguración del Festival Mestiza en el Escenario 1. El Escenario 2 no se quedó atrás y congregó a miles de personas que no se perdieron el directo de Izal.

iZAL

Espléndido colofón l para la tercera edición del River Sound Festival. Este año se ha vuelto a superar el número de asistentes a un recinto del Parking Norte Expo que esta noche ha puesto el punto y seguido a un evento que cada año gana adeptos. La noche del sábado ha sido todo un éxito debido, en una parte, a la afluencia de público que no quiso perderse el ‘Festival Mestiza’ desde su inicio a las 20.00h. Una propuesta musical que aunó en el Escenario 1 diferentes estilos desde el hip hop, la rumba, el funk, flamenco o el rock en un cartel de lujo.

El grupo encargado de inaugurar el Festival MestiZa fue Canteca de Macao que puso fin a su gira en el Parking Norte Expo. Le siguó La M.O.D.A, que regresó al River Sound Festival con sus ritmos de blues y folk creando un ambiente de lo más festivalero. Uno de los grupos a destacar fueron Los Chikos del Maíz que deleitaron todos los amantes del rap que acudieron a la cita con sus letras y rimas. Una oportunidad única para ver a Los Chikos del Maíz antes de que se disuelvan a finales de año. Un hombre que se encargó de llenar él solo el escenario fue Jairo, o Muchachito como es conocido. Su particular estilo de rumba rock, y su enérgico directo fueron la tónica durante toda su actuación donde presentó temas de su último disco “El Jiro” y algunos de sus anteriores composiciones. Fuel Fandango fue la siguiente y se encargó de volver a traer electrónica al festival, pero esta vez mezclada con funk, en una actuación dentro de la gira de su último disco ‘Aurora’. Como colofón, los granadinos Eskorzo, que están a punto de acabar su gira ‘Camino de Fuego’, animaron a todo un público como final de un Festival Mestiza que duró más de siete horas.

En el escenario 2, Izal igualó el nivel con un directo que no dejó indiferente a nadie. El grupo madrileño eligió Zaragoza como última ciudad para su gira ‘Copacabana’ antes de iniciar su mini tour europeo. No pudieron decir adiós en mejor plaza que en un Parking Norte Expo a rebosar despidiendo el festival entre las canciones de Izal. Una actuación que acabó con Mikel saltando a la parte del foso como respuesta a la comunión creada entre público y cantante.