Pascuala Ilabaca y Fauna estrenaron Color Café con una actuación que homenajeó a la figura de la artista Violeta Parra. Kumbia Queers mostraron la cara más combativa y descarada del feminismo con un gamberro show en el escenario Mercados del Mundo

Pascuala Ilabaca. Foto: Javier Blasco

Pascuala Ilabaca. Foto: Javier Blasco

Las mujeres tomaron ayer el poder en los dos conciertos que se celebraron en Pirineos Sur. Pascuala Ilabaca y Fauna y Kumbia Queers también se hicieron dueñas de los micrófonos y los usaron como altavoces para demostrar la fuerza del nuevo feminismo y reivindicar la figura grandes mujeres latinoamericanas, como Violeta Parra.

La jornada musical arrancó con el concierto de Pascuala Ilabaca, incluido en el ciclo Color Café. Coincidiendo con el centenario del nacimiento de la cantante Violeta Parra y con el cincuenta aniversario de su muerte, la música chilena dedicó la mitad de su setlista recordar su figura, rescatando algunos de sus clásicos.

Moviéndose cómodamente entre el respeto a los temas originales y el atrevimiento de revestirlas con su propio estilo, Pascuala rescató tanto las canciones más reconocibles de Parra como otras de su gusto personal. Supo apoyarse cuando lo requiso de su banda (“Arriba quemando el sol” o “Parabienes al revés”), pero también cantar ella sola con un sentimiento salido de las mismísimas entrañas (“Versos por la niña muerta”) y defenderse con su guitarra (“Pupila del águila”). Cuando optó por su faceta más festiva con “El gavilán”, unos problemas técnicos obligaron a paralizar la actuación unos minutos.
Después del pequeño susto, la banda regresó ya con sus propias composiciones y los músicos decidieron no dar tregua hasta el final del concierto, con canciones repletas de ritmos del folclore tradicional de su país (“Rezos en Monteverde), mezcladas en ocasiones con jazz (“Machi”, “Tierras blancas de sed”).

Nos prometieron un concierto íntimo y relajado, y así fue hasta que Pascuala decidió hacer mover al público, que no dudó en acercarse a las primeras filas para finalizar bailando con el vigor de “Caminito viejo” y “Diablo rojo y diablo verde”. Tanto contentó que en los bises tuvieron que rescatar “Teneme en tu corazón”, de Parra. Era la segunda visita de Pascuala y sus Fauna al festival y fue, sin duda, otra victoria.

Las irreverentes Kumbia Queers

Kumbia Queers. Foto: Javier Blasco.

Kumbia Queers. Foto: Javier Blasco.

La noche se cernió sobre el escenario Mercados del Mundo y, con su manto (y un amago de lluvia), todas las penas se olvidaron y llegó el momento de la fiesta con las Kumbia Queers. El sexteto optó desde el primer minuto por un concierto gamberro e irreverente, en el que prima la diversión y una letras combativas sobre cualquier otra cosa.

Su arranque con una versión al estilo cumbia de “Misirlou”, de Dick Dale, (pero para siempre recordada por ser la banda sonora de PulpFiction) ya indicó el camino que iban a tomar. Tampoco se cortaron en apoderarse del “Ironman” de Black Sabbath y entre medias no hubo respiro. Kumbia punk, tanto de sonido como de espíritu, que no tardó en hacer efecto a un público ansioso de escucharlas.

Y esta noche del miércoles 19 de julio

Una de las promesas de la música electrónica latina actuará esta noche en el escenario Mercados del Mundo de Pirineos Sur, la banda puertoriqueña ÌFË. El ciclo Amanecer Latino continúa con este proyecto de Otura Mun, antes conocido como DJ Nature, con el que está sembrando grandes esperanzas en los medios especializados y en los círculos de sonidos vanguardistas.

Lord Sassafras, a los platos

Segunda y última Sesión Vermú de esta edición de Pirineos Sur. En esta ocasión se hará cargo de los platos Lord Sassafras, que amenizará al público que esté por los Mercados del Mundo y su escenario a la hora del vermú (a las 13:00 horas).

Circo para todos los públicos

D’Click es una compañía que nació hace siete años como un proyecto artístico-pedagógico de personas vinculadas a las artes escénicas circenses y al ámbito social. Su objetivo es crear y contar historias que transgredan la realidad y provoquen la reflexión, pero sin perder el humor ni la fantasía. Presentarán esta tarde (a las 20:00 horas) en el Patio de las Escuelas de Sallent su espectáculo “Isla”, que forma parte del proyecto europeo De Mar a Mar “Pirineos de Circo”.