La banda madrileña puso en escena un show de rock electrónico que no dejó indiferente a nadie. Magia Negra actuó en la Carpa de las Orquestas y No se Asuste y The Knukle Band hicieron lo propio en el escenario del Rock

misscafeina

Miss Cafeína aterrizó en Zaragoza con su rock electrónico que tantos éxitos les ha reportado. La banda madrileña llegó a Interpeñas en el día más importante de las Fiestas del Pilar dispuestos a hacer disfrutar a sus fans de una noche inolvidable.

A pesar de la lluvia y la fría temperatura de la noche zaragozana, poco a poco el público fue entrando en calor conforme los minutos iban pasando y terminaron reclamando más canciones al grupo protagonista del show en la Carpa Principal.

“Bienvenidos a Detroit”, gritó Alberto Jiménez, vocalista de Miss Cafeína. Y es que su último disco, que lleva el nombre de la ciudad norteamericana, evoca a una ciudad fantasma que brilló con luz propia en el pasado y a la que en estos momentos le toca volver a empezar.

Una calurosa bienvenida a un concierto de rock electrónico que prometía casi dos horas intensas de música. Desde el comienzo del espectáculo, la formación creada en Madrid quiso interactuar con su público con largos discursos y conversaciones.

“Hace años nos hartamos de la música y lo único que escuchábamos en la radio era reggaetón. Entonces, decidimos que o lo dejábamos o empezábamos a hacer reggaetón”, explicó el cantante. Esta disyuntiva derivó en El Rescate. “Ahora queremos veros a todos perreando”, añadió. La prueba ofreció unos resultados irrefutables, una pista a rebosar de gente bailando al ritmo que marcaba el grupo.

Cachirulos anudados a los micrófonos, Miss Cafeína quiso zambullirse por completo en una jornada tan especial para los zaragozanos como es el día de la Virgen del Pilar.

En la Carpa del Rock actuaron No se Asuste y The Knuckle Band, mientras que en la Carpa de las Orquestas fue el turno de Magia Negra. Además, en el escenario principal Rafa Torres volvió a dirigir la Fiesta Locura con los dj’s Alberto Fernández y Brian Remii.