El Silencio de los Héroes y Electroduendes actuaron en la jornada dominical del recinto de Valdespartera

Este lunes 9 de octubre llega el turno del sevillano Demarco Flamenco, la última revelación del flamenco-pop

La jornada dominical en el Pabellón de Interpeñas fue una noche de tributos musicales. Desde luego que Héroes del Silencio sólo ha habido unos, pero desde Ejea de los Caballeros llegó una de las mejores bandas de tributo a la mítica formación zaragozana que se pueden encontrar en todo el mundo, y cuyo nombre deja ya bien claro a qué se dedican: El Silencio de los Héroes consiguen reproducir con tremenda fidelidad el sonido y el espíritu de los originales en cuyo espejo se miran, para gozo y disfrute de tantos miles de fans que siguen añorando a los auténticos Héroes.

En su actuación en Interpeñas, el quinteto cincovillés fue repasando buena parte de los títulos más significativos de la trayectoria de Héroes del Silencio, comenzando por ‘Deshacer el mundo’ y siguiendo con títulos como ‘Entre dos tierras’, ‘Iberia sumergida’, ‘Maldito duende’, ‘No más lágrimas’, ‘La herida’, el ‘Apuesta por el rock and roll’ de Más Birras, ‘Sirena varada’, ‘Avalancha’, ‘La chispa adecuada’, ‘Mar adentro’… Su cantante, Chema Moiai, no sólo emula a la perfección el timbre y los manierismos vocales de Enrique Bunbury, sino también sus característicos gestos y poses (las piernas abiertas, la espalda arqueada); y el resto de la banda suena casi tan potente y compacta como lo hacían Héroes en sus mejores tiempos.

En segundo lugar saltaron al escenario principal de Interpeñas Electroduendes, una banda zaragozana formada hace sólo unos meses por cinco músicos de amplia experiencia y calidad, que han militado en numerosos proyectos como Bogus Band, IxoRai! o Überfunk: Raúl ‘Bandido’ Velilla a la voz y guitarra, Miguel Isac a la batería y voces, Chiche Sosa a la guitarra, Javier Ansó en el bajo y Hugo Romero a los teclados. En su caso, el tributo es más genérico, pues se dedican a recrear algunas de las canciones más recordadas del pop y el rock español de la década de los 80.

Así, tras la sintonía inicial que evoca aquella legendaria “Bola de cristal” televisiva (“Soy un electroduende / y nadie me comprende”), el quinteto ofrece un repertorio infalible de éxitos de aquella época, que se abrió con ‘No controles’ (Olé Olé) y siguió con temas como ‘Sabor de amor’ (Danza Invisible), ‘Quiero beber hasta perder el control’ y ‘Déjame’ (Los Secretos), Hombres G y Sabina, Loquillo y Rosendo, la ‘Chica de ayer’ de Nacha Pop o el ‘Insurrección’ de El Último de la Fila. Canciones todas que permanecen en la memoria colectiva de varias generaciones y por las que nunca pasa el tiempo, estupendamente interpretadas por estos Electroduendescapaces de animar cualquier fiesta. A esas alturas de la madrugada del domingo al lunes, aunque lógicamente con menos público que las dos noches anteriores, se podía pasear por cualquiera de las otras carpas del recinto de Interpeñas y todas estaban animadas: en la de las orquestas actuaban Calle Mayor, en la Carpa del Rock sonaba el grupo SIX, y todavía quedaban horas por delante con la discomóvil en la que pinchaban los DJ’s Rafa Torres y Rober.

Demarco Flamenco, en la noche del lunes

Este lunes se presenta en el escenario principal de Interpeñas una de las últimas revelaciones en el terreno del flamenco-pop, el sevillano Demarco Flamenco, Marcos Borrego López en la vida real, quien ha pasado en un año de repartir bombonas de butano en Sevilla a lanzar disco con una multinacional, acumular miles de seguidores y cerrar una gira de más de cien conciertos. Su trampolín a la fama han sido las redes sociales e internet, y sus vídeos en Youtube registran 30 millones de visitas.

Además de su actuación, en la Carpa del Rock estará El Roce de Platero, banda tributo a Platero y Tú, mientras que la verbena en la Carpa de las Orquestas correrá a cargo de Nueva Alaska, y en la discomóvil se alternarán los Dj’s Rafa Torres y Santi Mármol.